Es hora de desarrollar la idea de los Contadores Elite

Hace un poco menos de dos meses, un empresario colombiano tuvo que pagar a la administración tributaria cerca de  cuatrocientos millones de pesos ($400.000.000).  ¿La razón? Su contador decidió  declarar los inventarios  en cero ($0), y una vez empezó la vía gubernativa  respondió a cada uno de los actos administrativos con argumentos sin fundamento legal.

Más allá de la resolución del proceso, la pregunta que vale la pena hacernos es ¿somos todos los contadores públicos iguales? Lo cierto es que NO. Claramente desde hace algunos años viene corriendo la teoría de contadores públicos  desempeñándose en casos específicos, y no la vieja idea del Súper Contador que es  omnipresente y sabe de todo.

A pesar de esta teoría, creo que existe un punto medio, donde todos debemos tener una serie de conocimientos medios y una experticia que nos permita desempañarnos óptimamente  en el mercado. Un contador como el del ejemplo inicial no fue claramente regulado, no por la universidad que le otorgo el título, ni por la junta central de contadores.

Una de las propuestas que sería interesante desarrollar en la próxima reforma tributaria, es la creación de unos contadores públicos elite, que sean acreditados ante la administración tributaria.

Claro está, sin detrimento de las reglas actuales, esta nueva raza de contadores públicos podría contar con una serie de beneficios ante la administración tributaria. Acá listaremos algunos:

  • La facultad de presentar declaraciones en fechas distintas a las tradicionales. Es decir armar su calendario tributario con previa autorización de la DIAN.
  • En el caso de requerir consultas a la entidad, que estas sean resueltas en un menor tiempo que el que se toma normalmente.
  • Contar con una serie de información de la entidad que permita tener un espectro más amplio de la regulación tributaria.

Y la lista puede seguir.

Pero ¿Cuáles serían los requisitos para pertenecer a esta serie de contadores? Lo más idóneo es que para hacer parte de este grupo, se requiera acreditar una serie de conocimientos, y esto conlleva a una seria de servicios adicionales que claramente debe prestar de forma EXCLUSIVA la  entidad.

Esta labor, la pueden acordar tanto el sindicato de la Dian como la escuela de impuestos de la misma, Una serie de cursos semestrales o anuales que acrediten que algunas personas saben de los temas tributarios.

Esta medida suena discriminatoria para muchos, pero es una opción para que los empresarios distingan entre un contador eficiente y uno aceptable, como el del ejemplo.

Claramente esta medida llevaría a la solución de la  eterna discusión profesional de una regularización de precios en los honorarios de los contadores.  Un contador elite sería un contador con ingresos base superiores a los de uno no acreditado. La idea es que entre la sociedad contable construyamos ideas que permitan que la profesión sea fuerte ante la administración tributaria.

Nota: sus comentarios nos los pueden hacer llegar a los correos gerencie@gmail.com y yhonyalee@gmail.com

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.