Es hora de que la DIAN facilite la vida a los contribuyentes

Durante los últimos años hemos visto como los servicios informáticos de la DIAN han fallado. Aunado a lo anterior, procedimientos internos hacen que algunos funcionarios no declaren contingencias o no tomen decisiones importantes por simple miedo a las autoridades de control.

Ahora bien, la DIAN puede hacer mucho por los contribuyentes con pocos recursos. Los primero que puede hacer es emitir una tabla de retención en la fuente oficial. Conjuntamente puede poner a disposición de los agentes retenedores un formato de Excel con los procedimientos de retención en la fuente 1 y 2.

El ejemplo de la mejora en el servicio hacia los contribuyentes lo tiene la administración tributaria del Perú.  El SUNAT acaba de poner a disposición de los contribuyentes una APP  para sistemas Android y próximamente para IOS.

Dicha aplicación permite consultar el RUT, obtener una guía de obligaciones tributaria, y lo más novedoso es que específicamente para los independientes les permite emitir recibos por honorarios electrónicos, así como su respectiva consulta y denuncia (eliminación).  Así como la “constante” consulta de información para la declaración de renta.

En tan solo dos meses han sido emitidos más de un millón de recibos por honorarios electrónicos y sus usuarios se aproximan a los 450.000. Sin dudas, es el reflejo de administraciones tributarias que se adecuan a los requerimientos de los contribuyentes.

Confiamos en que la DIAN tome nota de sus homólogos en pro de un mejor servicio.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.