Es indispensable que el empleador informe al trabajador la consignación de salarios y prestaciones que considere deberle

No es suficiente que el empleador consigne los salarios y prestaciones sociales que considere deberle al trabajador, sino que es indispensable que le informe a éste sobre dicha consignación.  Si el empleador incumple dicha obligación procede condena por indemnización moratoria. 

Ocurre con relativa frecuencia que a la terminación de contrato de trabajo el empleador no puede cumplir la obligación que le impone la ley de pagarle al trabajador el valor de los salarios y prestaciones sociales adeudados, debido a que éste se niega recibir dicho pago por considerar que la suma que se le pretende entregar es inferior a la que le corresponde.

Ante esta negativa del trabajador, el empleador se ve obligado  a consignar en el Banco Agrario el monto de lo adeudado y a poner a disposición del juez laboral el respectivo título de Depósito Judicial con la solicitud de que se le haga entrega del mismo al trabajador, para lo cual deberá indicarle al juez la dirección del beneficiario del pago.

Ese que ha sido el procedimiento regular que se ha venido aplicando por parte de los empleadores incursos en dicha situación, resulta incompleto, pues la jurisprudencia de la Sala de Casación Laboral ha dejado en claro que la obligación del empresario no se detiene ahí sino que comprende también el deber de informar al trabajador sobre la realización de dicha consignación y del nombre del juzgado en donde puede proceder a reclamar el título de Depósito Judicial correspondiente.

Ahora bien, si el empleador omite ese requisito y el trabajador demanda por dicha causa, el patrono podría ser condenado al pago de la indemnización moratoria de que trata el artículo 65 del Código Sustantivo del Trabajo. Así lo precisó la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia en su Sentencia SL del 20 de octubre de 2006, Rad. 28.090, y lo reiteró recientemente el Sentencia SL4400-2014, Radicación No. 39000 del 26 de marzo de 2014, M. P. Dr. Carlos Ernesto Molina Monsalve.

Dijo la Sala: 

“…importa precisar que no resulta suficiente que la empleadora consigne lo que debe, o considera deber, por concepto de salarios y/o prestaciones de quien fue su trabajador, en los términos del artículo 65 del C. S. del T., sino que es su obligación notificarle o hacerle saber de la existencia del título y del juzgado a donde puede acudir a retirarlo, porque, de no obrar así, es lógico entender que no actuó con buena fe, lo que es lo mismo, que su responsabilidad se entiende extendida hasta dicho momento."

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.