Un nuevo sistema de contratación estatal en Colombia: ¿Es necesario demoler un edificio para construir una casa?

Actualmente, se viene estudiando una reforma radical al sistema de compras públicas en Colombia, es decir, cambiar el actual marco de la contratación estatal que se conoce. Dicha iniciativa es adelantada por la Agencia Colombia Compra Eficiente, para lo cual viene publicitando el Proyecto y sus motivaciones, con el ánimo de que la ciudadanía en general presente sus comentarios sobre el articulado.

En el presente documento no se realizará un análisis del articulado, sin embargo, este espacio busca generar una reflexión sobre la actual situación. En términos generales, se perciben muchos cambios del actual marco vigente.

En una ocasión, un catedrático universitario mencionaba que Colombia es un país sin memoria. En un escrito de la Universidad del Rosario, se cita:

“…La memoria colectiva o histórica es producto de un proceso colectivo, de la creación de un lenguaje y significación común a los miembros de una sociedad de forma tal que, cuando vuelvan al pasado, lo hagan de forma combinada, dotándose a sí mismos de un sentido compartido de ciertos eventos que, poco a poco, se van constituyendo como parte fundamental de su identidad.

Uno de los elementos que, quizá, han contribuido a la indiferencia con respecto al conflicto armado interno colombiano, hace referencia a la falta de memoria, y de memoria histórica

Probablemente, las masacres de El Salado, Mapiripán, Bojayá o Jamundí, entre otras, y el desplazamiento de Mampuján y otras miles de poblaciones colombianas ya se hayan olvidado por la mayoría de la población e incluso por el Estado colombiano, a excepción, claro está, de aquellas personas que vivieron y sobrevivieron a ellas.

La evocación de la representación de estos hechos no debe corresponder, única y exclusivamente, a las víctimas, ni a los victimarios; es un derecho de todos los colombianos a conocer la verdad de lo ocurrido, como un garante de la no repetición de los hechos.

Y aún más que garantizar la no repetición de los hechos, pues eso solo depende principalmente de los exactores del conflicto, garantiza el derecho a la verdad, especialmente por parte de las víctimas, convirtiéndose así en una herramienta para establecer parámetros de reparación que efectivamente coincidan con la realidad vivida y los daños ocasionados…”. (Subrayado y resaltado fuera de texto)

Fuente: http://www.urosario.edu.co/revista-nova-et-vetera/Vol-1-Ed-3/Cultura/%C2%BFPor-que-es-importante-la-memoria-historica-en-Col/

La actual reforma busca derogar expresa y tácitamente normas que rigen la contratación estatal en Colombia. Es decir, iniciar desde cero un nuevo sistema de compra que adelantarían las entidades estatales.

Pero ¿Qué pasaría con los diversos y contundentes fallos de las Altas Cortes sobre esta materia?, ¿Cuál sería el precio de implementar un nuevo sistema de compras que pagaría el erario por aprender bajo la metodología de ensayo y error?, ¿De qué servirían las doctrinas y estudios que durante años se han adelantado sobre temas específicos de contratación estatal en Colombia?, nadie demuele un edificio para construir una casa.

Si el propósito es convertir a Colombia en un escenario internacional, el peor error que se cometería es cambiar el lenguaje de la actual forma de contratar, la cual tiene conceptos definidos, ampliados y delimitados, generando un significado común para los participantes, quienes tras errores evidentes acuden a hechos sancionados, estudios realizados y fallos que buscan evitar la comisión de irregularidades penales, fiscales, disciplinarias y hasta civiles.

El texto resaltado debe observarse desde la óptica de la contratación pública, para lo cual respetuosamente se sugiere su lectura así:

“…La memoria colectiva o histórica es producto de un proceso colectivo, de la creación de un lenguaje y significación común a los miembros de una sociedad de forma tal que, cuando vuelvan al pasado, lo hagan de forma combinada, dotándose a sí mismos de un sentido compartido de ciertos eventos que, poco a poco, se van constituyendo como parte fundamental de su identidad.

Uno de los elementos que, quizá, han contribuido a la indiferencia con respecto a escándalos en licitaciones colombianas, hace referencia a la falta de memoria, y de memoria histórica

Probablemente, las sanciones en casos como el carrusel de contratación en Bogotá, los refrigerios de los niños y la construcción de los túneles en la Línea, entre otras miles de quejas que a diario se radican en la Procuraduría, ya se hayan olvidado por la mayoría de la población e incluso por el Estado colombiano, a excepción, claro está, de aquellos proponentes que participaron y fueron rechazados por errores en la aplicación de la ley.

La evocación de la representación de estos hechos no debe corresponder, única y exclusivamente, a los proponentes, ni a los contratantes; es un derecho de todos los colombianos a conocer la verdad de lo ocurrido, como un garante de la no repetición de los hechos.

Y aún más que garantizar la no repetición de los hechos, pues eso solo depende principalmente de las entidades contratantes y controlantes, garantiza el derecho a la pluralidad, especialmente por parte de los proponentes, convirtiéndose así en una herramienta para establecer parámetros de objetividad que efectivamente coincidan con la transparencia requerida y selección de ofertas favorables…”. (Subrayado y resaltado modificado del texto original)

El sistema de contratación pública debería perdurar en el tiempo, consolidarse como un gran estatuto, según los términos del artículo 150 de la Constitución Política de Colombia.

Este escrito invita a la participación activa de las personas que a diario intervenimos en los procesos de selección pública, contratación estatal, contratación administrativa o licitaciones, como se quiera denominar, para que presenten sus comentarios generales al proyecto o a sus artículos, los cuales deben ser para mejorar el actual sistema, no para aplicar el viejo dicho: Borrón y cuenta nueva.

Ingrese a la página web www.colombiacompra.gov.co y descargue la matriz de comentarios para enviar sus observaciones y propuestas a través del formulario de registro.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.