¿Es posible emprender con poco dinero?

Definitivamente, es posible emprender con poco dinero. De hecho, cada vez más personas se deciden a ello contando con lo que tienen -como en el caso del bootstrapping- o pidiendo prestada una pequeña cantidad de dinero.

Sin embargo, crear una empresa con un capital limitado requiere un cambio de mentalidad. Tradicionalmente, la tendencia ha sido comenzar el proceso de buscar nuevas oportunidades de negocio preguntando: "¿dónde hay un hueco en el mercado y cómo puedo llenar ese vacío?" A continuación, se establece como meta la creación de una empresa que va a llenar ese vacío, considerando los recursos necesarios para conseguir el objetivo para, acto seguro, salir en busca de esos recursos. Después, se escribe un plan de negocio para presentarlo a potenciales inversores o para solicitar un préstamo con la promesa de un retorno de la inversión.

Pero este sistema tiene muchos problemas. En primer lugar, si no se consiguen los fondos necesarios para iniciar el negocio, éste se queda atascado. Y, si sale adelante, enseguida hay que enfrentarse al problema de la rentabilidad, con todo lo que eso implica.

Pero no siempre hay que hacer las cosas de esta manera tradicional, sino que hay una ruta alternativa para la creación de  empresa. En lugar de comenzar con la pregunta Dónde hay un hueco en el mercado y cómo puedo llenarla, pregúntese: “¿Qué es lo que tengo y qué es lo que sé yo?”.

El desarrollo de la mentalidad emprendedora alternativa

Éstos son algunos de los principios y directrices que le proporcionarán una mejor oportunidad de poner en marcha de manera efectiva un negocio con poco o ningún capital.

1 - Comience con lo que tenga: Tenga en cuenta sus habilidades, su experiencia, sus conocimientos y los recursos tangibles con los que cuenta.

2 - Tenga en cuenta sus contactos: Revise su lista de contactos. Sus relaciones profesionales, personales o académicas pueden ayudarle a encontrar colaboradores, clientes, promotores o apoyos para desarrollar su idea o testearla.

3 - Invierta solo lo que pueda permitirse el lujo de perder: No invierta más que aquello que pueda perder. Eso incluye renunciar a su trabajo por cuenta ajena e invertir en su negocio el dinero que necesita para otras cosas.

4 - Aprenda a adaptarse: Una mentalidad basada en la flexibilidad y la adaptabilidad serán su mayor ventaja competitiva. No se obsesione con un solo resultado o meta, sino que sea sensible a su entorno y esté atento para hacer cambios. Debe estar dispuesto a conformarse con lo que viene a su camino y aprender a transformar las contingencias en componentes útiles de nuevas oportunidades.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.