¿Es posible escoger al niño para adoptar?

Es quizás la más recurrente de las inquietudes de los futuros adoptantes, ya que en una decisión cuyas consecuencias son para toda la vida, convergen tanto sentimientos como emociones diversos que se polarizan desde al altruismo absoluto hasta la particular prioridad en satisfacer necesidades personales o de pareja, unas y otras en principio válidas pero que han dado una serie de matices a la Institución de la adopción de niños como tal.

Aunque la inquietud pudiere entenderse como absoluta, en realidad no lo es, ya que se incorporan factores como el sexo, la edad, la raza, las capacidades especiales y la genética, entre los cuales es factible escoger en algunos casos, y cuando no, queda completamente al albur.

Si la adopción se encausa hacia un niño de meses de nacido, no se podrá escoger el sexo, ya que el ideario es que el proceso de adopción se parezca lo mayormente posible al proceso biológico de tal forma que al igual que en este, si al momento de la concepción, no se sabe de qué sexo será el niño, en la adopción, de la misma forma, reine la incertidumbre.

Ahora bien, de la misma forma en que un hijo biológico se concibe con la carga genética del padre y de la madre, el niño adoptado tiene la propia de sus padres biológicos, que no tiene porque ser mejor o peor que aquella, de tal forma que tan siquiera se concibe la posibilidad para el (os) adoptante (s) de tener acceso a la información genética del niño a adoptar.

Lo que sí posible, de acuerdo con rangos prefijados por el ICBF, es escoger la edad del niño a adoptar, respecto a la edad del (os) adoptante(s) así:

  • Adoptante (s) de hasta los 40 años, podrá (n) adoptar niños de hasta 36 meses
  • A partir de los 41 años, la edad del niño en adopción va en aumento

No obstante, habrá de tenerse en cuenta variables como la presencia de hijos biológicos, la adopción de grupos de niños, entre otras, que pueden modificar significativamente estos rangos.

Es posible elegir un niño con capacidades especiales en razón de las mismas, pero no condicionar la adopción negativamente en virtud de estas.

Por último, pero no menos importante, es posible en el formulario de adopción escoger entre cinco opciones, la raza del niño a adoptar, entre blanco, negro, mulato, mestizo o marcar la casilla de indiferente.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.