¿Es posible la movilidad social en Colombia?

Una de las creencias más arraigadas en nuestra sociedad, tiene que ver con la imposibilidad de logar la movilidad social en nuestro país. Hay mucha gente que lo da como una verdad absoluta.

Esta creencia, aunque tiene algunas bases sólidas, no necesariamente es cierta, y es una de las razones que nos limitan mentalmente, que nos impide esforzarnos por lograr ese crecimiento.

Cuando damos por hecho que escalar social y económicamente es imposible, estamos anulando nuestra iniciativa, pues consideraos que todo esfuerzo será inútil, ya que estamos predestinados por el sistema a ser pobres, a ser de estratos bajos, o no tener formación de calidad.

Aunque nuestro origen familiar, cultural o geográfico, en principio nos condene a repetir la historia de nuestros antepasados, nada impide que por lo menos intentemos cambiar esa historia.

Si bien es cierto que no todos tenemos las mismas oportunidades, también es cierto que todos tenemos la misma libertad para tomar las decisiones acertadas o equivocadas que nos lleven a la movilidad social o no, aunque claro, unos con más dificultad de otros, y con más probabilidades que otros, pero al final las oportunidades están ahí a la espera que alguien tome la decisión correcta.

Por supuesto que  cuando no se tienen recursos, cuando no hay oportunidad de educación, cuando cerca no hay un ejemplo a seguir, es todo mucho más difícil, pero en últimas, es cada individuo quien tomas conciencia y quien decide quien ser y qué hacer.

La movilidad social es posible; para algunos individuos será más difícil, para otros menos, pero la posibilidad existe, y generalmente cuando se hace el debido esfuerzo y se toman las decisiones acertadas, por adveras que sean las circunstancias y los antecedentes, existe la posibilidad de mejorar, de escalar.

No podemos culpar del todo al el medio social y cultural en que cada individuo se desarrolla, puesto que cada individuo tiene la capacidad de sobreponerse a ese medio, y dependerá de él intentarlo, dependerá de él colocar el empeño y esfuerzo necesarios.

Sin duda todo sería más fácil si existiera una política de estado que promoviera la movilidad social, que propendiera por desarrollar un medio y unas condiciones adecuadas para que los menos favorecidos puedan escalar, pero su carencia no puede ser la excusa y la justificación para permanecer de brazos cruzados simplemente observando el mundo con resignación y hasta con indignación y resentimiento, puesto que en últimas, como ya se expuso, es el individuo quien decide qué hacer de sí mismo, aun sobreponiéndose a grandes adversidades.

El primer paso que se debe dar para lograr la movilidad social, es precisamente creer que es posible. Parece frase de cajón de conferencista y mercader de superación personal, pero es cierta, pues mientras no existe convencimiento de algo, no se tomará ninguna decisión al respecto.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.