¿Es posible sustituir la pensión que se recibió por sustitución? - Una inquietud común y recurrente

Recientemente una visitante de esta página, que se identifica como Elizabeth Burbano, nos planteaba la siguiente inquietud: 

"Tengo 47 años de edad, siempre viví con mi mamá y un hijo mío. Mi convivencia con ella obedecía que por su enfermedad no podía vivir sola y gracias a la pensión que le había dejado mi papá podíamos vivir tranquilamente. Ella nos mantenía, pero desafortunadamente hace un mes falleció y yo me encuentro desempleada. Quisiera saber si hay alguna posibilidad de que la pensión me quede a mí."

Pues bien, aunque Gerencie.com no absuelve preguntas, en esta oportunidad se hará una excepción por considerar que el tema que se nos presenta es de interés general, pues frecuentemente se reciben preguntas en términos muy parecidos a los expuestos por la consultante.

De entrada es preciso dejar en claro que nuestra legislación no contempla la figura de la sustitución de la sustitución de la pensión, o sea que no es legalmente posible que una persona transmita a otra persona una pensión que aquella recibió por la vía de la sustitución pensional; dicho en otras palabras, la pensión sólo se puede transmitir una vez y agotada esta transmisión el derecho pensional se extingue.

Así las cosas,  y digámoslo de una vez, la respuesta a la pregunta que formula Elizabeth Burbano es que no existe ninguna posibilidad de que la susodicha pensión le sea sustituida.

Ahora bien, existe una modalidad de la sustitución pensional que algunos podrían confundir con la figura de la sustitución de la sustitución de la pensión, pero que en realidad es bien diferente. Tal es el caso de quien pudiendo  reclamar la sustitución de la pensión no lo hace en su momento,  y posteriormente, al fallecer la persona a quien le había sido sustituida, decide reclamarla. Un ejemplo ilustra la situación:

Un pensionado y su esposa son padres de un menor de edad inválido; fallece el pensionado y su esposa reclama la pensión. Con el producto de dicha pensión se sostienen la viuda y su hijo. Posteriormente muere la madre y el hijo queda en total desamparo. En este caso es perfectamente posible que el joven reclame para sí la sustitución de la pensión.

La confusión podría surgir al considerar que en este caso la madre le transmite a su hijo la pensión que ella  venía recibiendo, lo cual no es correcto, pues lo que operaría en tal hipótesis sería la transmisión directa de la pensión de su padre a él. Es claro que al morir el pensionado la pensión estaba destinada a ser transmitida  a la viuda y al hijo del finado, pero como el muchacho no reclamó, la jubilatoria le fue otorgada a la viuda, pero esa omisión de reclamo por parte del descendiente del pensionado no enerva su derecho a reclamar la pensión posteriormente, pues el derecho a la pensión no prescribe.

La pregunta de Elizabeth me hizo recordar que hace algún tiempo, leyendo jurisprudencia sobre la sustitución de la pensión,  me topé con una ligeramente  afín a la situación que ahora plantea Elizabeth. El caso es el siguiente:

A raíz de la muerte prematura de su madre, una hija del cónyuge sobreviviente se vio en la necesidad de hacerse cargo de los oficios del hogar y especialmente de los cuidados de su padre y de sus hermanos menores, quienes a medida que fueron creciendo se alejaron del hogar, quedando éste reducido al padre y a la hija de marras, quien jamás se casó ni consiguió pareja ni tuvo hijos, dicho en palabras poco consideradas, se quedó solterona.

Años más tarde, murió el padre quien desde hacía algunos lustros recibía una pensión del ISS, con la cual se sostenían él y su hija. Ésta, vale anotarlo, nunca consiguió un empleo pues dedicó toda su vida a atender y cuidar a su padre,  quien durante los últimos años requirió aún más de sus cuidados permanentes tras sufrir una enfermedad  bastante agresiva que lo dejó sin posibilidades de valerse por sí mismo.

Como es de suponer, con la muerte del pensionado su hija quedó en total desamparo, avanzada en edad, con problemas de salud, y lo peor de todo, sin posibilidades visibles de reclamar la sustitución de la pensión de su padre, habida cuenta de que era mayor de edad y no padecía limitaciones físicas ni síquicas que permitieran clasificarla como destinataria de dicho beneficio. No obstante, reclamó la pensión, la cual inicialmente le fue negada, pero ella insistió y al final logró que la justicia ordenara su otorgamiento.

Las consideraciones que se hicieron para ordenar la sustitución de la pensión tuvieron como eje el hecho de que la reclamante había dedicado su vida entera a velar por su padre, especialmente durante los largos años que éste estuvo postrado en cama, lo cual le impidió a aquella obtener un empleo y construir una historia laboral  que le permitiera asegurar un ingreso con el cual sortear su vejez.

Sin lugar a dudas, una buena manera de hacer justicia!!!

Este caso difiere sustancialmente del expuesto por Elizabeth, toda vez que ésta es aun relativamente joven y por tanto puede trabajar para procurarse su subsistencia, tuvo pareja con quien procreó una hija, no atendió directamente al pensionado sino a su madre, etc.,  condiciones estas que le impiden  reclamar para sí un trato similar al dado por la justicia  a la protagonista del  caso relatado.

No suministro la identificación de la sentencia en comento porque no la tengo a la mano.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

3 Opiniones
  1. luz dary dice:

    hola mi esposo tiene 40 años y fue pensionado por que sufre de esquisofregnia paranoide nosotros somos casados hace 8 años lo que yo quisiera saber es si en caso de mi esposo fallecer la pension me queda a mi o hasta ahi caduca la pension muchas gracias

  2. Fernando Rosales dice:

    Buenas tardes Dr alonso
    gracias a la importancia del tema anterior sustitución de la pensión que ya había sido sustituida me permito traer a colación y conocer su posición al respecto.

    el artículo 47 de la Ley 100 de 1993 contempla como BENEFICIARIOS de la pensión de sobrevivientes a los hijos menores de 18 años, a los hijos mayores hasta los 25 años, incapacitados para trabajar por razón de sus estudios sí dependían económicamente del causante, y a “los hijos inválidos si dependían económicamente del causante, mientras subsistan las condiciones de invalidez”. Como puede observarse para el acceso a la pensión de sobrevivientes la norma en cita solamente les exige a los hijos inválidos dos condiciones: a) que al momento del fallecimiento del causante dependieran económicamente de éste, y b) que la invalidez se mantenga.
    así pues, la norma no condiciona el otorgamiento de la pensión al hecho de que el hijo inválido no se haya emancipado ni excluye a los hijos cuya invalidez se produzca antes o después de emanciparse “ojo” se produzca osea que no había invalidez, no es de nacimiento, sino producida por algún hecho sea de salud o accidente, surge aquí una pregunta dr. alonso tiene derecho el hijo invalido, mayor de edad a la sustitución de la pensión causada a favor de su mama siendo el ya mayor de edad y quien actualmente depende económicamente de ella, por su condicion quien ya era sustituta de la pensión?

    sentencia T-109/16 Referencia: expediente T-5.182.842. M. P. Dr. Luis Guillermo Guerrero Pérez, del 4 de marzo de 2016.muchas gracias

  3. diana diaz dice:

    buenas tardes soy madre de un menor de 5 años con discapacidad total; me ha sido imposible laborar, por mi hijo ya que por su estado depende totalmente de treceros
    mi abuelo es quien me ha ayudado siempre económicamente me ha dado techo y lecho
    ahora que tengo a mi hijo el me ha seguido ayudando gracias a DIOS es quien me ayuda en cuanto cosas necesita mi hijo. mi abuelo dice que le angustia mucho mi situacion con mi hijo ya que no puedo laborar para brindarle una calidad de vida digna el quiere dejarle su pensión a mi hijo
    ES POSIBLE QUE MI HIJO QUEDE CON LA PENSIÓN DE MI ABUELO???
    GRACIAS.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.