Especial de Bancarización V

En esta entrega, analizaremos una situación que puede traer complicación a la hora de comprender detalladamente la bancarización y es lo que algunos autores han denominado la doble no deducibilidad.

Como es nuestra costumbre, partiremos de la lectura del apartado del artículo 771-5 que dispone:

…PAR. Podrán tener reconocimiento fiscal como costos, deducciones, pasivos o impuestos descontables, los pagos en efectivo que efectúen los contribuyentes o responsables, independientemente del número de pagos que se realicen durante el año, así:

– En el primer año, el menor entre el ochenta y cinco por ciento (85%) de lo pagado o cien mil (100.000) UVT, o el cincuenta por ciento (50%) de los costos y deducciones totales….

El ejemplo en términos clínicos, es crítico. Supongamos que un contribuyente tiene gastos no deducibles por valor de $500.000.000 por no cumplir con los presupuestos del artículo 107 del estatuto tributario. Adicionalmente, al aplicar la fórmula de la limitación al efectivo del artículo 771-5 se encuentra que se excedió en el pago del efectivo y por lo tanto $400.000.000 quedaron por fuera del reconocimiento fiscal como deducción. Entonces ¿Cuál es el valor no deducible? ¿$500.000.000? ¿$900.000.000? ¿Se presenta la doble no deducibilidad?

Al encontrarse con esta situación bajo la lógica jurídica los gastos no deducibles serían de $500.000.000 pues ellos no cumplen los presupuestos del articulo 107 ET como tampoco los parámetros del artículo 771-5. Sin embargo, nos encontramos interpretaciones que comparten la idea de que el gasto no deducible asciende a $900.000.000 en razón de que son dos limitaciones distintas.

No existe fundamentación alguna en esta última postura, pues si bien la norma no es puntual en determinar cuál debe ser el proceder, tampoco en precisa en decir que se trata de una limitación independiente a las demás. Igual caso podría presentarse con los gastos que pertenecen a personas no inscritas en el RUT y que adicionalmente no cumplen con el artículo 107 ET, simplemente no son deducibles.

En conclusión, el fenómeno de la doble no deducibilidad no aplica de forma alguna en razón del artículo 771-5, sino que es una limitación adicional a las existentes, pero de ninguna forma se configura en un presupuesto independiente y ajeno a los demás fenómenos de limitación a  al reconocimiento fiscal de los costos y deducciones.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.