Especial de Personas Naturales I: Clasificación general

Todos los días nos enfrentamos a constantes preguntas en relación con las categorías tributarias de las personas naturales ¿Quién es empleados? ¿Qué es trabajador por cuenta propia? ¿Qué pasa si un pensionado recibe ingresos adicionales a su pensión? ¿A quiénes aplico la retención mínima? ¿Cómo entender el certificado de que trata el decreto 1070 de 2013? Etc.

Pero para lograr aclarar dichas dudas, es necesario hacer un repaso por nuestro sistema conceptual tributario. Y es por ello que gerencie.com ha decidido hacer un repaso por el tema de personas naturales y tratar de aclarar en alguna medida todas estas inquietudes. En esta primera entrega analizaremos, las distintas clasificaciones de las personas naturales.

La primera clasificación de las personas naturales versa sobre su propia naturaleza. Es decir, partiremos de comprender por el concepto que entender por personas natural en el contexto del derecho tributario.

De acuerdo con el código civil una persona natural es:

ARTICULO 74. PERSONAS NATURALES. Son personas todos los individuos de la especie humana, cualquiera que sea su edad, sexo, estirpe o condición

Es decir que en general son los individuos de la especie humana, y nótese que no se crea ninguna excepción en relación con la capacidad del individuo. A su vez, el estatuto tributario contempla las reglas que operan para las personas naturales y “asimiladas” en los artículos 7, 8, 9, 10, 11 y 20-1.

La única excepción que se puede predicar dentro de lo que debemos considerar como persona natural  es la contemplada en el artículo 24 del decreto 187 de 1975, el cual dispone:

ARTICULO 24. Las rentas originadas en el usufructo legal de los padres de familia se gravaran en cabeza de quien ejerza la patria potestad. Igual tratamiento se aplicara respecto de las ganancias ocasionales de los hijos menores, cuando no haya renuncia del usufructo legal.

La renuncia del usufructo legal, para los efectos fiscales, solo será válida cuando se haga por escritura púbica y no producirá efectos sino a partir del año gravable en que se otorgue el instrumento respectivo, según lo expresado en este por el renunciante.

Ahora bien ¿qué se debe comprender por asimiladas a personas naturales? A este respecto existen tres casos donde aplica la asimilación a persona natural:

  1. Las sucesiones ilíquidas
  2. Las asignaciones modales
  3. Las donaciones modales.

En el caso de las  sucesiones ilíquidas no corresponden propiamente a una persona física, sino a una masa de bienes y rentas producidas por una persona una vez fallecido la cual aún no ha sido adjudicada a  sus herederos.

A su vez,  son asignaciones  modales las realizadas por una persona que al fallecer “asigna” un bien o parte de los bines a un determinado fin,  y su figura esta contemplada en el artículo 1147 del código civil.

En relación con las asignaciones modales, si bien, es similar al concepto de asignación modal,  son realizadas ya en vida por personas propietarias. Como se desprende de la lectura del artículo 1443 del código civil.

Por último, en el contexto colombiano se introdujo la figura del establecimiento permanente y entre ellas puede ser catalogada una persona natural, pero consideramos que de ninguna manera representa una asimilación a la misma sino que de hecho es en si una persona natural con otras connotaciones distintas. (Parte IIParte III y Parte IV)

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.