Especial de personas naturales XXII: Sistemas de Determinación del Impuesto para EMPLEADOS

En las últimas entregas, hemos analizado a profundidad los conjuntos dispuestos en el artículo 2 del decreto 3032 de 2013 para determinar si una persona natural residente pertenece a la categoría tributaria de EMPLEADOS.

Ahora bien, antes de pasar a analizar los trabajadores por cuenta propia, se hace necesario tener un hilo conductor que nos permita tener claridad. En este caso, la serie continuará analizando los sistemas de determinación de Empleados, para luego seguir con la clasificación de los trabajadores por cuenta propia y sus sistemas, y por ultimo analizar las categorías de los otros contribuyentes y su sistema de determinación.

Para comenzar a analizar los sistemas de determinación sugiero se detenga un momento a ver la imagen.

En ella se deja claro cuales sistemas son obligatorios liquidar a los que pertenecen a la categoría de empleados, que son el sistema ordinario (más renta presuntiva, y el IMAN. Seguidamente quienes cumplan una condición puede optar por declarar por el IMAS.

Entonces ¿Cuál es el primer sistema que debo determinar? El sistema ordinario y compararlo con la renta presuntiva. Si bien la modificación que introdujo la ley 1607 de 2012 habló de comparar exclusivamente el “sistema ordinario con el IMAN”, el sistema de renta presuntiva a pesar de ser ajeno al sistema ordinario, fue incorporado como parte del mismo en el decreto 3032 de 2013 que en el parágrafo 1 del artículo 7 donde señala:

Parágrafo 1: Para los efectos de este artículo, el sistema ordinario de determinación del Impuesto sobre la Renta de que trata el artículo 330 del Estatuto Tributario comprende la determinación de la renta líquida en el contexto del artículo 26 y siguientes del Estatuto Tributario, observando lo dispuesto sobre la renta presuntiva, las rentas líquidas especiales, las rentas de trabajo, Las rentas gravables especiales, así como el régimen de precios de transferencia y todo lo concerniente a la determinación del Impuesto sobre la Renta comprendido en el Título 1del Libro Primero del Estatuto Tributario.

Entonces una vez comparada el “sistema ordinario” con la renta presuntiva nos da un resultado que es el que debemos comparar con el IMAN.

Ahora bien, el artículo 8 del decreto 1070 de 2012 establece que los Empleados que tengan una Renta Gravable Alternativa (RGA) inferior a 4.700 UVT ($126.153.000 para el año 2013) podrá optar por liquidar su impuesto por el IMAS. No obstante, como le hemos advertido en múltiples oportunidades, a pesar de que la norma señala la RGA como factor de referencia en los formularios virtuales la DIAN está tomando como referencia los Ingresos.

Pero ¿Qué debo tomar como referencia de los 4.700 UVT, los ingresos o la RGA? Por más de que la normas  nos amparen, no podemos pelear inútilmente contra los sistemas de la DIAN (si está obligado a declarar virtualmente), y en consecuencia tome como referencia los ingresos.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.