Especial de Reforma Tributaria II: El impuesto a la riqueza

Lo primero es advertir el particular nombre dado, “impuesto a la riqueza”, que no es otra cosa que la mutación del impuesto al patrimonio. En este caso el hecho generador del impuesto a la riqueza se da por la posesión de la misma en un valor igual o superior a 1.000 millones a 1 de enero de 2015.

De forma general serán sujetos pasivos del impuesto a la riqueza los siguientes:

  • Personas naturales, jurídicas, y sociedades de hecho, contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios.
  • Las personas naturales sin residencia, nacionales o extranjeras, por la riqueza poseída en Colombia directamente o a través de establecimientos permanentes, salvo excepciones de tratados internacionales.
  • Las sociedades y entidades extranjeras en relación con la riqueza poseída en Colombia  directamente o a través de establecimientos permanentes, salvo excepciones de tratados internacionales.

En ese sentido NO son contribuyentes del impuesto a la riqueza:

  • Los consorcios y uniones temporales.
  • Los fondos de inversión de capital extranjero.
  • Las entidades del régimen tributario especial contempladas en el numeral 1 del artículo 19 ET.
  • Las entidades no contribuyentes del artículo 22 ET.
  • Las otras entidades no contribuyentes contempladas en el artículo 23 ET.
  • Los fondos de inversiones, los fondos de valores y los fondos comunes de que trata el artículo 23-1 ET.
  • Los fondos de pensiones y los fondos de cesantías señalados en el artículo 23-2 ET.
  • Los centros de convenciones donde participen mayoritariamente las cámaras de comercio.
  • Entidades que se encuentren en liquidación, concordato, liquidación forzosa administrativa, liquidación obligatoria, o que hayan suscrito acuerdo de restructuración (ley 550/1999)
  • Empresas que se encuentren en acuerdos de reorganización (ley 1116/2006)
  • Personas naturales sometidas al régimen de insolvencia.

El hecho generador está constituido por la posesión de riqueza a 1 de enero de 2015, cuyo valor sea igual o superior a $1.000 millones. Entre tanto la base gravable está constituida por el valor del patrimonio bruto a 1 de enero de 2015 menos las deudas poseídas en esa misma fecha. Menos las siguientes exclusiones:

  • En el caso de las personas naturales, las primeras 12.000 UVT de la casa o apartamento de habitación.
  • El valor patrimonial neto de las acciones, cuotas o partes de interés en sociedades nacionales poseídas directamente o a través de fiducias mercantiles o fondos de inversión colectiva.
  • El valor patrimonial neto de los aportes sociales realizados por los asociados, en el caso de los sujetos pasivos contribuyentes del impuesto sobre la renta de que trata el numeral 4 del artículo 19 del Estatuto Tributario.
  • El valor patrimonial neto de los bienes inmuebles de beneficio y uso público de las empresas públicas de transporte masivo de pasajeros, así como el valor patrimonial neto de los bancos de tierras que posean las empresas públicas territoriales destinadas a vivienda prioritaria.

Así mismo se estableció una base gravable especial respecto de las cajas de compensación, los fondos de empleados y las asociaciones gremiales, pues solo será tomada la riqueza en relación de las actividades sobre las cuales tributan como como contribuyentes.

Las tarifas serían las siguientes:

Por último, vale la pena resaltar algunas disposiciones anti abuso, como le hecho de que una vez entrada en vigencia la ley y antes de la causación del impuesto (1 de enero de 2015) la liquidación, escisión entre otras, serán considerado abuso tributario.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.