Especial de reforma tributaria XIX: Renta exenta de empleados

El numeral 4 del artículo 2 del decreto 1070 de 2013, contempló en su momento que la renta exenta de que trata el numeral 10 del artículo 206 del Estatuto Tributario procedería también para las personas naturales que pertenecieran a la categoría de empleados aun cuando sus ingresos no proviniesen de una relación laboral legal y reglamentaria.

Ahora bien, lo que busca el artículo 26 de la reforma (ley 1739 de 2014) es elevar a la categoría de Ley, lo que ya había dispuesto en un decreto reglamentario. No obstante, si bien este artículo podría beneficiar a algunos contribuyentes, lo cierto es que los únicos afectados con esta medida son aquellos independientes cuyo costo de operación sea considerable. Se hace necesario resaltar que dicha deducción estará limitada a los 240 UVT mensuales que señala el artículo 206 del Estatuto Tributario.

Veamos un ejemplo, un Abogado que para poder desarrollar su profesión paga el arriendo de la oficina, la secretaria, se actualiza constantemente, paga suscripciones a distintos medios, paga los servicios públicos de la oficina. Este abogado, al ser catalogado en la categoría de “empleado” necesariamente deberá liquidar el IMAN y opcionalmente podría efectuar la liquidación por el IMAS. No obstante, todos estos costos señalados anteriormente se tendrían que equiparar a la renta exenta del 25%, lo sin lugar a dudas haría su situación más gravosa.

La norma es clara en determinar que aplica a la TOTALIDAD de empleados cuyos ingresos no provengan de una relación laboral, legal y reglamentaria, es decir, los NO ASALARIADOS. Sin embargo, algunos han entendido que la medida podría desvirtuarse en el sentido de que al tener cuenta y riesgo propio no estaría limitado como señala la norma. No obstante, hay que dejar claro que el solo hecho de limitar los costos y gastos como si se tratase de un empleado asalariado, hace que cualquier interpretación  artificiosa no tenga cabida.

Finalmente la norma hace una aclaración muy importante, pues permite que dichos limites no afecten el tratamiento que se da en el impuesto sobre las ventas, y por ende el IVA pagado por las personas catalogados en la categoría de empleados cuyos ingresos no sean salariales tendrán derecho a IVA descontable en sus operaciones gravadas así no sean objeto de deducción en renta.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.