Especial de Reforma Tributaria XXVIII: Hecho generador en el impuesto de normalización tributaria

Puede decirse sin reserva alguna, que es el primer impuesto que contrario a consultar la capacidad contributiva o demás conceptos propios de los tributos, tiene muy probablemente como hecho generador la comisión de un delito.

El hecho generador del impuesto es la posesión de activos omitidos “y” pasivos inexistentes, lo que ha llevado a que algunos doctrinantes señalan que se deba cumplir con las dos condiciones para que se pueda entender realizado el hecho generador, así un contribuyente con solo activos omitidos, aun cuando sea catalogado como sujeto pasivo no se realizaría el hecho generador en tanto no tenga un pasivo inexistente.

Otra apreciación de la norma, consiste en analizar el espíritu de la ley. En la ponencia de primer debate consta la propuesta del congresista Fabio Alonso Arroyabe con apoyo del congresista Juan Carlos Rivera Peña, de incluir en el impuesto de normalización los pasivos inexistentes.

En la ponencia de segundo debate señala “Se aclara que el hecho generador del impuesto complementario de normalización se causa una sola vez por año, siempre que existan, a 1 de enero de 2015, 2016 y 2017, activos omitidos o pasivos inexistentes a cargo del contribuyente.”. Entonces, la lectura que se le debe dar al hecho generador es que ya sea la posesión de activos omitidos o la posesión de pasivos inexistentes, en ambos casos y conjuntamente se realizará el hecho generador del impuesto.

Es imperativo resaltar, como la propuesta efectuada por los senadores fue acogida, pero solo fue incluida en el que finalmente sería el artículo 36 de la reforma tributaria, haciendo que los otros elementos de impuesto como los sujetos pasivos, la base gravable y la tarifa, a priori se viesen como no regulados, pero avocando el espíritu de la ley podemos llegar a la conclusión que las normas aplicables a los activos omitidos, sean igualmente aplicables a los pasivos inexistentes.

Se define igualmente que se debe entender por activo omitido, y que se debe entender por pasivo inexistente. Aclarando que una cosa es un pasivo inexistente, entendido como aquel incluido en la declaración de renta sin existir propiamente, y otra un pasivo sobre que no se pueda probar mediante las normas tributarias aun existiendo.

Así mismo, se debe precisar que cuando un contribuyente declara de forma voluntaria el impuesto a la riqueza con el objetivo de declarar el impuesto complementario de normalización, no queda catalogado como sujeto pasivo del impuesto a la riqueza por los años restantes.

Veamos un ejemplo, un contribuyente tiene a 1 de enero de 2015 un patrimonio líquido del $500.000.000, a pesar de no ser contribuyente del impuesto a la riqueza posee un activo omitido por valor de $200.000.000, para ello opta por normalizar su situación tributaria, y por ende debe declarar de forma “voluntaria” el impuesto a la riqueza por el año gravable 2015 para poder acceder al impuesto complementario de normalización. La aclaración radica en que en no quedará sujeto a liquidar y pagar impuesto a la riqueza por el año 2016 y siguientes.

Finalmente, el parágrafo segundo hace una aclaración muy importante, al señalar que los activos sometidos al impuesto, solo estarán gravados por una sola vez.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.