Estado de situación financiera de NIIF para las PYMES, separación entre partidas corriente y no corrientes – activos

Cuando una entidad perteneciente al grupo 2, presenta su estado de situación financiera, debe clasificar y presentar sus activos y pasivos como partidas corrientes y no corrientes, para este caso su separación de los activos  como categorías separadas (corrientes y no corrientes)  de acuerdo a los párrafos 4.5 a 4.8 de la sección 4 de las NIIF para las Pymes., siempre y cuando la presentación basada en el grado de liquidez proporcione una información fiable que sea más relevante.  Cuando se aplique dicha excepción, todos los activos y pasivos se presentaran de acuerdo a su liquidez aproximada (ascendente o descendente) Esto según el párrafo 4.4 de la misma sección.

En el caso de los activos corrientes una entidad clasificara sus activos en esta partida cuando:

  1. Espera realizarlo o tiene la intención de venderlo o consumirlo en su ciclo normal de operación.
  2. Mantiene el activo principalmente con fines de negociación
  3. Espera realizar el activo dentro de los doce meses siguientes desde la fecha de sobre la que se informa.
  4. Se trate de efectivo o un equivalente al efectivo, salvo que su utilización este restringida y no pueda ser intercambiado ni utilizado para cancelar un pasivo por un periodo mínimo de doce meses desde la fecha sobre que se informa.

Las NIIF para las Pymes definen las demás partidas del activo como activos no corrientes cuando el ciclo de operación no sea claramente identificable, se supondrá que su duración es de doce meses. (Párrafo 4.6 – sección 4 de las NIIF  para las Pymes)

Las NIIF  para las Pymes no definen un ciclo de operación. Ante la ausencia de orientación, una entidad puede (opcional) tomar como guía las NIIF  completas, de acuerdo a las NIC 1  en el párrafo 68. En donde se especifica el ciclo de operación de una entidad.

La NIC 1  especifica que el  ciclo de operación de una entidad  constituye el periodo comprendido entre la adquisición de los activos que entran en el proceso de productivo y su realización en efectivo o equivalentes al efectivo, un ejemplo de esto es una entidad que mantiene su inventario físico de materias primas por dos meses y transforma dichas materias primas en productos terminados en un proceso productivo de 16 meses, mantiene ese inventario físico  de productos terminados por un mes y finalmente recibe el pago por la venta de estos productos tres meses después de la venta.

Esto quiere decir que el ciclo de operación de esta entidad no es 12 meses sino de 22 meses. Por lo tanto es importante tener en cuenta el real ciclo de operación dependiendo la entidad y no solo los párrafos 4.5 y 4.6 de las NIIF para las Pymes.

Un caso distinto a los activos, es el efectivo que no forma parte del ciclo normal de operación de la entidad y que no participen en el proceso de productivo son activos corrientes únicamente si se prevé realizarlo en los 12 meses siguientes. Por lo tanto en este caso la duración del ciclo de operación no es relevante para determinar si un activo es corriente o no corriente.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.