Inicio » Contabilidad. » (12 / 06 / 2010 )

Estados financieros certificados y dictaminados

Conceptos Contables

Superintendencia de Sociedades

Antes de atender su petición, sea lo primero referirnos a lo que se entiende por estados financieros certificados y/o dictaminados para lo cual transcribo apartes del concepto emitido por esta superintendencia mediante el oficio 220-23811 del 25 de marzo de 1998, así:

“El artículo 33 del Decreto 2649 de 1993, señala que son estados financieros certificados aquellos que están firmados por el representante legal, el contador público y el revisor fiscal, si lo hubiere, en constancia de que la información en él contenida es fielmente tomada de los libros; mientras los dictaminados son los acompañados por la opinión del contador público que los hubiere examinado.

De otra parte, de la lectura del artículo 37 de la Ley 222 de 1995, que define los estados financieros certificados como los suscritos por el representante legal y el contador público que los hubiere preparado, puede afirmarse que éste modificó el texto del artículo 33 antes citado y derogó tácitamente el artículo 290 del Código de Comercio, que exigía la firma del revisor fiscal, si lo hubiere, como formalidad para los estados financieros certificados.

Además, el artículo 38 de la citada Ley 222 cuando expresa que “Son dictaminados aquellos estados financieros certificados que se acompañen de la opinión profesional del revisor fiscal o, a falta de éste, del contador público independiente…”, lo que hizo fue precisar el alcance de la función del revisor fiscal consagrada en el numeral 7 del artículo 207 del Código de Comercio, es decir, tratándose de sociedades que por ley o estatutos estén obligadas a tener revisor fiscal, éste deberá acompañar los estados financieros certificados, con el dictamen u opinión, en la forma indicada en el artículo 34 de la ley mencionada.

De los presupuestos legales mencionados, los estados financieros siempre deben ser suscritos por el representante legal y el contador que los hubiere preparado, en señal de que la información en él contenida se ha verificado previamente y se ajusta a los libros.

Situación bien distinta, es la formalidad adicional que se exija, es decir, que se presenten dictaminados, que no es otra cosa que el concepto escrito por el revisor fiscal, si lo hubiere, y siempre y cuando sea profesional de la contaduría pública o de un contador público independiente, personas éstas ajenas a la administración del ente económico, que dan cuenta de la auditoria integral practicada sobre los libros y documentos de la sociedad y fe de la información contenida en los estados financieros.”

Ahora bien, la Ley 43 de diciembre 13 de 1990, por la cual se adicionó la Ley 145 de 1960, reglamentaria de la profesión de contador público y se dictaron otras disposiciones en su artículo 10, en lo atinente a la fe pública, señala que la atestación o firma de un contador público en los actos propios de su profesión hará presumir, salvo prueba en contrario, que el acto respectivo se ajusta a los requisitos legales, lo mismo que a los estatutarios en el caso de personas jurídicas. Tratándose de balances, se presumirá además que los saldos se han tomado fielmente de los libros, que éstos se ajustan a las normas legales y que las cifras registradas en ellos reflejan en forma fidedigna la correspondiente situación financiera en la fecha del balance.

En su parágrafo se establece, además, que los contadores públicos, cuando otorguen fe pública en materia contable, se asimilarán a funcionarios públicos para efectos de las sanciones penales por los delitos que cometieren en el ejercicio de las actividades propias de su profesión, sin perjuicio de las responsabilidades de orden civil que hubiere lugar conforme a las leyes.

En cuanto al resultado de un examen de estados financieros es una opinión que se conoce como dictamen. Cuando esta opinión o dictamen no tiene limitaciones o salvedades se le conoce como dictamen limpio.
El dictamen del contador público es el documento formal que suscribe éste conforme a las normas de su profesión, relativo a la naturaleza, alcance y resultados del examen realizado sobre los estados financieros del ente. La importancia del dictamen en la práctica profesional es fundamental, ya que usualmente es lo único que el público conoce de su trabajo.

Los estados financieros dictaminados por el revisor fiscal deben indicar al pie de su firma la tarjeta profesional y la leyenda “Ver opinión adjunta”, “Ver dictamen” u otra expresión similar.

Por último, es del caso señalar que cuando se hace referencia a estados financieros, no se puede afirmar que los mismos son “nulos o inválidos”, sino que de acuerdo con la técnica contable éstos se consideran razonables o no razonables, de igual manera, salvo prueba en contrario se presumen que son auténticos.
(Oficio 340-74789 del 12 de diciembre de 2000)

Temas relacionados

Opinar o comentar (Recuerda que somos de Colombia)

14 Opiniones en “Estados financieros certificados y dictaminados”
  1. Monik dice:

    Esta bien que un revisor fiscal realice su dictamen a dos estados financieros al tiempo, sin salvedad y sin decir por que razón no se dictamino el año anterior?

    Que pasa cuando un dictamen de estados financieros queda con errores y se firmo así ? gracias por su respuesta

  2. Katherine dice:

    Necesito saber en que pagina o en donde encuentro las leyes que reglamentan los Estados Financieros,

  3. Mary Cruz dice:

    que leyenda deben
    tener al calce los estados financieros certificados?

  4. vero dice:

    Que es el examen de estado financiero?

  5. Rodolfo Bolaño Zuleta dice:

    Los estados financieros dictaminados por el revisor fiscal deben indicar al pie de su firma la tarjeta profesional y la leyenda “Ver opinión adjunta”, “Ver dictamen” u otra expresión similar.
    Leyendo la frase, les comento que la Corte Constitucional declaró inexequible estas expresiones según la sentencia C-290 de 1997, donde modifica el artículo 38 de la ley 222 de 1995. Lo que se concluye que no es obligatorio. Ahora, para procesos consursales si los téminos de condiciones para licitaciones y concursos los exigen, es otra cosa.

    • Rodolfo Bolaño Zuleta dice:

      Al hacer la consulta con el Concejo Técnico de la Contaduría General de la Nación, cuando los Estados Financieros son certificados y dictaminados, corroboraron que, si es obligatorio tener las expresiones adjunta al pie de la firma. Gracias

    • Rodolfo Bolaño Zuleta dice:

      Artículo 32º.- De la prima de Navidad. Los empleados públicos y trabajadores oficiales tienen derecho al reconocimiento y pago de una prima de Navidad.

      Respecto de quienes por disposición legal o convencional no tengan establecido otra cosa, esta prima será equivalente a un mes del salario que corresponda al cargo desempeñado en treinta de noviembre de cada año. La prima se pagará en la primera quincena del mes de diciembre.

      Cuando el empleado público o trabajador oficial no hubiere servido durante todo el año civil, tendrá derecho a la mencionada prima de navidad en proporción al tiempo laborado, a razón de una doceava parte por cada mes completo de servicios, que se liquidará y pagará con base en el último salario devengado, o en el último promedio mensual, si fuere variable. Ver: Artículo 11 Decreto Nacional 3135 de 1968 Artículo 51 Decreto Nacional 1848 de 1969.
      Menciono lo anterior, porque tengo una duda en la liquidación de la prima de navidad cuando el empleado labora menos de un año. Por ejemplo, que haya entrado en junio del 2012 y le vamos a pagar prima de navidad a finales del mimo año. Entonces la premisa es esta: Hay unos factores salariales como son las doceavas partes de la prima de servicio y la de vacaciones, y la de bonificación por sevicios prestados, el cual, se ganaron el derecho en el segundo semestre pero por no habérseles cancelado, se ha tomado la costumbre de no tenerlos en cuenta. La pregunta es: No será qué, si hay que tener en cuenta los factores salariales anteriores, por el solo hecho de haberse causado esos derechos, no obstante que aún no se les haya pagado efectivamente porque todavía continuan con la empresa?

  6. Mary dice:

    Necesito ejemplos de dictámenes hechos por revisores fiscales a los estados financieros unos con salvedad, otro con observaciones, etc ejemplos de los que se pueden presentar

  7. yoli guzman dice:

    quien debe firmar los estados financieros(certificados y dictaminados)... gracias

  8. pablo Enrique Quevedo B. dice:

    En mi opion vale mas la firma plasmada y el numero de la matricula profesional, una fotocopia la puede anexar cualquiera "ojo con esto"

  9. PC - TRUJILLO. Dice: dice:

    Las Entidades Financieras EXIGEN que los Estados Financieros sean certificados por Contador Público y además adjunten fotocopia de la tarjeta profesional para solicitar un crédito.
    Teniendo en cuenta que existen personas naturales no obligadas a llevar contabilidad, como lo son los profesionales independientes, POR QUE las Entidades Financieras EXIGEN la certificación de los Estados Financieros sin tener en cuenta el artículo 10 de la Ley 43 de 1990?.
    No deberían EXIGIR la certificación para las personas no obligadas a llevar contabilidad.
    Esta situación es difícil para los Contadores Públicos, pues nos arriesgamos a una sanción.

  10. robert dice:

    por favor enviarme los ultimos detalles sobre el impuesto de valor agregado i.v.a

  11. ANDRES AVELINO dice:

    Pregunta: Que responsabilidad Tiene el Revisor Fiscal,si la empresa presenta Declaraciones de Retencion enla Fuente sin lafirma del Revisor Fiscal.

    Pregunta: Que implicaciones y/o responsabilidades conlleva, firmar (Certificar o Dictaminar) estados Financieros sin acompañar la firma con el Numero de Tarjeta Profesional. No Obstante se evidencia que existe anexa la Tarjeta Profesional. de los Contadores.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.