Estar amparado por el régimen de transición es diferente a poder pensionarse con dicho régimen

Inicio » Opiniones y discusiones. » (19 / 02 / 2012 )

Eugenio Calderón dice:

Señor Alonso, con esta expresión suya: "O sea, que para poder pensionarse con el régimen de transición la ley impuso dos condiciones: a) que a 1º de abril de 1994 la persona tuviera la edad allí señalada, o 15 años o más de servicios cotizados, y b) que esa persona complete los requisitos de edad y volumen de cotizaciones previstos por la ley, antes del 31 de diciembre de 2014", al fín son dos condiciones o una de las dos condiciones a tenerse en cuenta para mantener el régimen de transición??.

Según los textos subsiguientes, da a entender que es cualquiera de las dos, y sujeta a las variables de cada persona.

Alonso Riobó Rubio responde:

Una cosa es estar amparado por el régimen de transición, y otra poder pensionarse con dicho régimen.

Estar amparado por el régimen de transición significa tener la posibilidad de pensionarse con el régimen pensional al cual se encontraba afiliado el trabajador al momento de entrar en vigencia el Sistema General de pensiones creado por la ley 100 de 1993. Y esa posibilidad la tuvieron los varones que a dicha fecha tenían 40 o más años de edad, o que a pesar de ser menores de 40 años acumulaban al menos 15 años de servicios cotizados. En cuanto a las mujeres, la condición era tener 35 o más años de edad, o 15 años o más de servicios cotizados.

Entonces, si en ese momento un trabajador tenía 40 años de edad, quedó amparado por el régimen de transición. Y si era menor de 40 años pero tenía al menos 15 años de servicios cotizados, quedó amparado por dicho régimen. Y con las mujeres ocurrió otro tanto: si tenía 35 o más años de edad quedó amparada, y si era menor de 35 pero contabilizaba mínimo 15 años de servicios cotizados también quedó amparada.

Sin embargo, el hecho de estar amparado por el régimen de transición no bastaba por sí sólo para pensionarse con el régimen pensional anterior, sino que era necesario, además, que la persona cumpliera los requisitos de edad (60 años los hombres y 55 las mujeres) antes de que se extinguiera la vigencia del régimen de transición, o sea julio de 2010, salvo que a julio de 2005 tuviera acumuladas al sistema al menos 750 semanas cotizadas, caso en el cual para esa persona la vigencia del régimen de transición se extendió hasta el 31 de diciembre de 2014.

 

Así las cosas, si el trabajador quedó amparado por el régimen de transición pero no logra cumplir los requisitos de edad y número de semanas o el tiempo de servicios que exigía el sistema anterior, no podrá pensionarse con dicho régimen.

Veamos el siguiente ejemplo: a 1º de abril de 1994 un trabajador del sector privado tenía 34 años de edad y 16 años de servicios cotizados, razón por la cual quedó amparado por el régimen de transición. Si en esa fecha tenía 35 años de edad eso significa que nació en 1959, lo que nos indica que los 60 años de edad los completará en el año 2019. O sea, que ese señor no podrá pensionarse con fundamento en el régimen de transición porque cuando cumpla los 60 años de edad ya se habrá extinguido la vigencia de dicho régimen.

Pero si se trata ya no de un trabajador del sector privado sino de un servidor público el cual siguió cotizando como tal y alcanzó a completar 20 años de servicios, este señor sí podrá pensionarse con el régimen de transición puesto que los 55 años de edad los completará en el 2014.

La pregunta que podrían hacerse algunos es la siguiente: por qué al trabajador del sector privado se le exigen 60 años de edad y al servidor público 55? La razón es sencilla, el régimen pensional anterior del trabajador privado era el acuerdo 049 de 1990, aprobado por el decreto 758 del mismo año, el cual exigía 60 años de edad. En cambio, el sistema anterior del servidor público era la ley 33 de 1985, que exigía 55 años de edad.

Espero haberle despejados sus dudas.

Cordial saludo,

Recomiéndanos en

Google+ Facebook Twitter
Suscríbase a nuestro boletín de novedades
Cada día recibirá algo nuevo en su correo

Siéntase libre de opinar

73 Opiniones
  1. José Prada dice:

    Respetados doctores y lectores:

    Las mujeres y hombres que tenían los 35 y 40 años de edad respectivamente y menos semanas cotizadas al 1 de abril de 1994, aportando más semanas como independientes o empleándose si no tenían trabajo, podían completar las 1000 semanas y pensionarse con el régimen de transición.

    Las personas que como yo cumplimos la edad de 55 o 60 años a partir del 1 de enero de 2015, pero que teníamos más de 750 semanas cotizadas o de servicios al entrar en vigencia la Ley 100, más del 75% de lo requerido para pensionarnos, sólo tuvimos la posibilidad de obtener la pensión de vejez con el régimen de transición hasta que se expidió el Acto Legislativo No. 001 de 2005, el cual no reformó nuestra Constitución Política, sino que la "cambió" para quitarnos derechos que se encontraban protegidos por la misma constitución.

    Teniendo en cuenta que no podíamos "adelantar el reloj" para cumplir también con el requisito de la edad para adquirir el derecho antes del 31 de diciembre de 2014 pues ya teníamos más de 1000 semanas cotizadas al expedirse el mencionado Acto Legislativo, les pregunto a los estudiosos de estos temas, pues como se evidencia yo no soy abogado y menos constitucionalista:

    ¿Porqué se permiten cambios a la constitución no realizados por el constituyente primario, que no tienen en cuenta los derechos consagrados a la igualdad, a la protección de las expectativas legítimas y a que se nos apliquen las normas más favorables entre otras, a personas que nos faltaba menos tiempo de cotizaciones pero más edad para pensionarnos? Somos los que más hemos aportado al sistema y lo seguimos haciendo y, en muchos de los casos realzamos aportes para el Fondo de solidaridad.

    Considero que no se puede esgrimir el argumento recurrentemente expresado, en el sentido que el Gobierno debe garantizar la sostenibilidad del sistema, teniendo en cuenta que muchos de nosotros ya casi hemos "ahorrado" los de "dos" pensiones y hemos aportado de nuestro salario para las pensiones de otras personas menos favorecidas, por lo tanto el Estado no tendría que subsidiar nuestra pensión de vejez con el régimen de transición.

    Me gustaría que alguien se pronunciara sobre mi punto de vista.

  2. José Prada dice:

    A hoy tengo más de 1850 semanas cotizadas casi todas con el Estado. A abril de 1994 tenía 16 años cotizados al ISS y cumplo los 55 años de edad en junio de 2015 para pensionarme con la ley 33. ¿Perdí el régimen de transición?

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.