Estrategias eficaces para pensar de forma creativa en su negocio

El pensamiento creativo presenta una paradoja para los emprendedores y empresarios porque, a pesar de ser muy interesante para resolver problemas, plantear soluciones y encontrar nuevas oportunidades, este tipo de pensamiento no se puede enseñar o aprender de forma forzada, no se puede estudiar simplemente leyendo un libro o asistiendo a unas clases o conferencias.

Pero que el pensamiento creativo no se pueda forzar no implica que la creatividad quede relegada a la suerte de tener un momento de inspiración. En lugar de tratar de centrarse en una solución creativa o forzarse a uno mismo para llegar a una nueva idea, se puede recurrir el uso de estrategias ambientales y de procedimientos para  facilitar más el pensamiento creativo, de manera que la creatividad pueda surgir de forma natural. Las siguientes estrategias le ayudarán en este proceso.

Prepare un entorno enriquecedor

El entorno puede ser una poderosa fuente de inspiración. Incluye en su lugar de trabajo elementos que le ayuden a pensar y recursos que le permitan descansar la mente, como juegos o rompecabezas. Cuando se sienta atascado este tipo de elementos le ayudarán a “resetear” su mente y a liberar la tensión que le impide ver más allá.

También puede incluir elementos que le ayuden a relajarse al mirando y que aporten belleza a su lugar de trabajo, o cambiar de lugar de trabajo para liberarse, con estímulos nuevos que despierten sus sentidos.

 Deje que las ideas fluyan

No se limite a la hora de pensar, ni espere encontrar la solución a la primera. Al contrario, deje que sus ideas sean libres, déjelas que fluyan para ver hasta dónde le pueden llevar o qué otras ideas pueden surgir a partir de ellas.

Después podrá filtrarlas, pulirlas, dejarlas macerar, archivarlas o intentar desarrollarlas. Pero tienen que surgir primero, y no lo harán si se siente libre de pensar, aunque de su cabeza surjan ideas absurdas.

 Busque inspiración en todas partes

Las buenas ideas pueden surgir en cualquier parte, tanto fuera como dentro de su oficina o lugar de trabajo. De hecho, probablemente se le ocurran mejores ideas en un momento de descanso o asueto, o tras una actividad de ocio.

Si necesita una idea y no surge, no se presione. Pasear, practicar deporte, viajar, visitar un museo o incluso leer o ver una película de ficción, entre otras muchas cosas, pueden ser precursores de una buena idea. También puede buscar alguien quien hablar que le ofrezca un nuevo punto de vista.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.