Estrategias para mejorar el rendimiento de los empleados

Para un empresario con empleados a su cargo, es fundamental supervisar el trabajo que estos hacen. Forma parte de sus responsabilidades comprobar que la gente cumple con su trabajo.

Aunque usted contrate profesionales competentes, debe preocuparse de comprobar que se cumplen los plazos, que se siguen las instrucciones o que se está dando el trato adecuado a clientes y proveedores, por ejemplo.

Además, es responsabilidad de todo empresario formar y entrenar a su equipo para realizar el trabajo eficaz y eficientemente y, si fuera necesario, contratar cuantos supervisores sea necesario para facilitar la tarea.

La tarea de la persona que supervisa el trabajo de los empleados, sea el propio jefe o un supervisor es conseguir la mejora del rendimiento de los trabajadores. Para ello, es fundamental descubrir por qué alguien no cumple con las expectativas. Puede que se deba a un problema de comunicación (el empleado no ha entendido lo que se le ha encargado), un problema material (falta de herramientas), falta de tiempo, talento o formación insuficiente o un temperamento poco adecuado para la tarea, entre otras muchas razones.

En cualquier caso, es responsabilidad del empresario, supervisor, jefe de personal o quien proceda seleccionar adecuadamente a los trabajadores y comunicar eficazmente las tareas, así como poner o conseguir los medios para que las tareas se realicen. También es su tarea descubrir dónde está el problema y solucionarlo.

Cómo encontrar oportunidades para mejorar el rendimiento y solucionar problemas

Cuando un empleado está fallando en el trabajo, es necesario preguntarse qué pasa en el sistema de trabajo que está haciendo que la persona no sea eficaz. Si el empleado sabe lo que tiene que hacer (es decir, no es un problema de comunicación ni entendimiento), lo más probable es que el fallo se deba a falta de recursos materiales, mala planificación del tiempo, falta de capacitación o poco talento o temperamento para la realización de la tarea.

Por eso, la forma más fácil de resolver los problemas de eficacia y eficiencia es ofrecer las herramientas y el tiempo necesario para la ejecución de las tareas y entrenar adecuadamente a los trabajadores, y no solo en cuestiones técnicas, también en todo lo referente a motivación y productividad.

Identificar las causa del bajo rendimiento

Usted y sus empleados pueden responder a una serie de preguntas que le ayudarán  a diagnosticar cuáles son problemas de rendimiento que dan lugar a la necesidad de que busque la mejora del mismo. Son la siguientes:

  • ¿Qué pasa con el sistema de trabajo que está provocando que los empleados fallen?
  • ¿El empleado sabe exactamente lo que tiene que hacer? ¿Sabe cuáles son los objetivos y los resultados esperados?
  • ¿El empleado tiene confianza en su propia competencia para llevar a cabo las tareas? ¿O se siente abrumado ante las expectativas que recaen sobre él?
  • ¿Sabe el empleado gestionar el tiempo de trabajo de manera eficaz?
  • ¿Se ha establecido una ruta de trabajo para alcanzar los objetivos, en la que se han identificado los principales hitos del proyecto? ¿Se retroalimenta al empleado durante el proceso?
  • ¿El empleado cuenta con un equipo de personas adecuadas y necesarias que trabajan con él para llevar a cabo el proyecto? ¿Los otros miembros del equipo están mantenimiento sus compromisos? En caso negativo, ¿por qué? ¿Qué puede hacerse para ayudarles?
  • ¿Entiende el empleado cómo su trabajo encaja en el gran esquema de la empresa? ¿Aprecia y entiende el valor de su trabajo para la consecución del éxito de la empresa?
  • ¿Se siente el empleado valorado y reconocido por el trabajo que está haciendo y por su contribución al éxito de la empresa? ¿Se siente bastante compensado por su contribución?

La comprensión de estos temas relacionados con mejora del rendimiento le permitirá  ayudar a un empleado a tener éxito.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.