Excepciones frente a la acción cambiaria. Falta de entrega del título o entrega sin intención de hacerlo negociable

Excepción Decima Primera del Artículo 784 del C. de Co.

La falta de entrega del título,  deriva del extravío, el hurto, la perdida, o el uso abusivo del título, toda vez que en estas circunstancias el principio de circulación no ha operado de manera consensuada y natural sino ha sido producto de intervenciones malintencionadas, con la salvedad que es un medio de defensa que, surtirá efectos liberadores de pago en relaciones directas, esto es, frente a quien lo ha obtenido de manera fraudulenta y/o frente a quien lo ha obtenido de quien lo obtuvo inicialmente de esta manera, ya que frente a terceros adquirientes de buena fe, tendrá que destruirse esta presunción, aspecto sumamente difícil de establecer, más no imposible.

La entrega sin intención de hacerlo negociable, deriva de relaciones especificas entre deudor y acreedor, donde cualquiera de los dos, no obstante hace entrega física del título al acreedor, o este a un tercero, dicha entrega no se efectúa en virtud del principio de circulación de los títulos valores con intención de transferir los derechos en ellos incorporados, sino en atención a circunstancias de certeza, custodia, garantía, o apalancamiento de otros negocios, de tal suerte que aunque existe desplazamiento del documento como tal, la relación inicial deudor-acreedor, no sufre alteración alguna.

La más común de esta singularización de circunstancias, se presenta cuando el girador de un cheque condiciona su pago a quien lo gira, mediante la inserción por ejemplo de  leyendas del tipo  “páguese al primer primero beneficiario”,o, “ para consignar en la cuenta del primer beneficiario”, ya, en la letra, pagaré y factura, con la inserción de texto del orden de “ no negociable”,o, “en garantía”,  de tal manera que existe una advertencia abierta, publica y fácilmente conocible en cuanto que estos títulos hacen parte de relaciones comerciales restrictivas, y por ende no pueden ser transferidos, resaltando el principio de literalidad de los títulos valores, significante en cuanto que lo que no conste expresamente en su cuerpo, no existe, de tal manera, que cualquier limitación o prohibición a la negociabilidad del título, solo podrá ser oponible cuando, valga la redundancia, conste expresamente en el mismo título, pero no en documentos separados, por más referencia directa que pudiera estar haciéndose del mismo.

Es de precisar que, en el caso de cheque, cuando este simplemente se cruza, o se acompaña de la inscripción “para abono en cuenta en momento alguno se está restringiendo su negociabilidad, sino, se está es condicionando su pago a que sea presentado mediante consignación, o lo que es lo mismo, a través de la Cámara de Compensación interbancaria, o, en el segundo de los casos a ser consignado en cuenta del mismo banco contra el que fuera girado.

Para el éxito en la proposición de estas excepciones, el deudor tendrá que recurrir, para el primer enunciado a documentos que acrediten no solo el extravío, el hurto, la perdida, o el uso abusivo del título, sino acreditar la relación de causalidad del demandante frente al mismo, y respecto del segundo enunciado, simplemente a la literalidad del título, donde debe aparecer claramente impuesta alguna de las restricciones ya relacionadas.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.