Excepciones frente a la acción cambiaria. Prescripción, Caducidad, o, falta de los requisitos necesarios para ejercer la acción

Excepción Decima del Artículo 784 del C. de Co.   

Esta excepción, contiene tres ítems, los dos primeros, prescripción y caducidad, confundibles aun por togados y no togados, constituyen la excepción de fondo por excelencia a la que los abogados apuntamos delimitar, más que por su facilidad de estructuración, por su naturaleza netamente destructiva de la capacidad obligacional del título valor.

A este orden, por prescripción entendamos la pérdida del derecho contenido en el titulo por la negligencia del acreedor en ejercer la acción cambiaria, ejecutiva o de cobro dentro de los términos propios para hacerlo respecto de cada título en particular, en tanto que por caducidad, la pérdida del derecho de ejercer la acción cambiaria, ejecutiva o de cobro por no cumplimiento de las formalidades propias del título para su ejercicio.

Esto es, si la acción cambiaria no se ejerce dentro de los tres años siguientes a la fecha de vencimiento de la letra, factura y pagaré, o dentro de los 6 meses siguientes a la primera fecha de presentación del cheque, el derecho económico contenido en el titulo valor prescribirá y exonerará al deudor demandado de pagar el importe correspondiente.

Ahora, si el cheque no se presenta para el pago dentro de los precisos términos del Artículo 718 del C. de Co. [ 15 días a partir de su expedición si fueren pagaderos en el mismo lugar de su expedición, 1 mes si fueren pagaderos en el país pero en lugar distinto al lugar de expedición; 3 meses si  fueren expedidos en un país latinoamericano y pagaderos en algún otro país de América Latina; y, 4 meses si fueren expedidos en algún país latinoamericano para ser pagados fuera de América Latina] y el girador tuvo la suficiente provisión de fondos para pagarlo, o presentado y no pagado, no es protestado oportunamente, la acción cambiaria caducará por no haber cumplido el acreedor con las formalidades propias del título para ejercer la acción cambiaria, exonerando al deudor demandado de pagar el importe, al menos cambiariamente.

En cuanto, a la falta de los requisitos necesarios para ejercer la acción,  ya hemos tenido oportunidad de extendernos en previos editoriales aludiendo que en virtud del Artículo 29 de la Ley 1395 de 2010, modificatoria del Artículo 497 del C. de P.C., “cualesquier discusión que tuviere referencia con los requisitos formales del título  valor, únicamente se podría ventilar sin que posteriormente se admita controversia sobre estos, mediante recurso de Reposición contra el Mandamiento de pago” de tal forma, que nos limitaremos a la remisión al editorial pertinente.

De tal forma que para la proposición exitosa de estas excepciones, el demandado solo tendrá que echar numeritos, con la revisión preliminar del cumplimiento de la formalidad del Artículo 90 del C. de P.C., en cuanto a la interrupción de la prescripción, e inoperancia de la caducidad.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.