Una mala práctica en contratación estatal: la experiencia igual al objeto del proceso contractual

La mayoría de Entidades Estatales deben publicar procesos para adquirir diferentes bienes y servicios, los cuales se repiten cada año puesto que son necesarios para el normal funcionamiento y cumplimento de las funciones de dichas entidades.

Es así, que es muy común ver que dependiendo de la naturaleza del proceso se presentan casi siempre los mismos proponentes y, peor aun también casi siempre lo ganan los mismos.

Este requisito abre la discusión sobre qué tan factible es para una nueva empresa, incursionar en la participación en los procesos de contratación con el Estado, debido a que muchas entidades dentro de los requisitos habilitantes estipulan que se deben presentar certificaciones de experiencia “iguales al objeto del proceso de selección”.

La experiencia en términos generales, busca que los empresarios demuestren su idoneidad y conocimiento para ejecutar el contrato en caso de que le sea adjudicado.

No obstante, algunas entidades utilizan este tipo de requerimientos para imposibilitar la participación de varios proponentes y así “favorecer” a alguno en especial.

Un caso claro a manera de ejemplo es el de una entidad X cuyo objeto del proceso era el mantenimiento y puesta en marcha de un equipo de sonido en el cual establecían las siguientes condiciones para acreditar la experiencia:

Nota: por respeto a la entidad estatal y al único proponente que participó en el proceso, no se mencionan datos para su individualización

Tal como se observa en la imagen, la entidad estatal al limitar la certificación de la experiencia a cumplir con el objeto en mantenimiento de sonido y que al menos una de ellas haya sido expedida por una entidad educativa, está impidiendo la pluralidad de oferentes y podría estar favoreciendo a un oferente en particular.

No se está aseverando que la entidad estatal se encuentre direccionando el proceso de selección, mediante la certificación de experiencia expedida por una entidad educativa, sin embargo, dicha situación es prohibida por la ley y sancionada por la procuraduría general de la nación, puesto que es considerado un requisito “subjetivo” y discriminatorio que afecta la libre concurrencia y la sana competencia en los procesos de contratación estatal.

Podría reflexionarse sobre si la inclusión o no, de la experiencia en entidades educativas, es relevante para el cumplimiento y desarrollo del objeto del contrato, considerando que no solo estas instituciones manejan o poseen este tipo de equipos eléctricos o de sonido.

Pero al incluirse limita la participación de oferentes altamente capacitados y profesionales que han ejecutado contratos similares con resultados de excelente calidad y cumplimiento, en entidades públicas y privadas que no corresponden al orden de entes educativos.

Este es uno de los muchos casos que a diario se presentan en los diferentes procesos publicados por las entidades estatales, evidenciando un desconocimiento de la norma e incluso arbitrariedad y porque no decirlo “capricho” de algunas entidades en contratar siempre con el mismo oferente anulando los principios de transparencia y legalidad, a la par que impiden el crecimiento y participación de nuevos y tal vez mejores oferentes que puedan prestar un servicio a mejor precio y con altos índices de calidad.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. L Andrès dice:

    Señores Gerencie.com

    Felicitarles por su contribución a la comprensión de la normatividad colombiana, mi pregunta es la siguiente.
    ¿ Puede una IPS negar el traslado de movilidad de régimen de contributivo a subsidiado si un integrante del grupo familiar aparece con una mora por cotización de independiente ? ¿ Pueden estas instituciones vulnerar el derecho fundamental a la salud ? y como si fuera poco Vulnerar el Habeas Data realizando el reporte las centrales de riesgo.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.