Extraña reforma tributaria del 2008

Inicio » Impuestos. » (24 / 10 / 2011 )

Como es costumbre en Colombia, cada año se expide alguna ley conocida como reforma tributaria, y para el 2008 ha salido una un tanto extraña.

Extraña porque es de las pocas leyes que han sido expedidas con el único objetivo de conceder beneficios al contribuyente, algo que es extraño puesto el común denominador de una reforma tributaria es el incremento de impuestos y procedimientos…

Pues bien, esto se consiguió mediante la ley 1175 de diciembre 27 de 2007, mediante la cual se dispuso de algunos beneficios para los deudores morosos de impuestos nacionales y territoriales de los años 2005 y anteriores.

En realidad los beneficios no son muy representativos, puesto que sólo contempla una reducción del 70%de los intereses.

Para poder acceder a este beneficio, el contribuyente deberá pagar, dentro de los 6 meses siguientes a la entrada en vigencia de la ley, la totalidad de lo adeudado, incluida la obligación principal [impuestos, tasas y contribuciones], sanciones e intereses, los que deben ser actualizados previamente.

Si el contribuyente no tiene para pagar todo, basta con que pague la obligación principal, y aunque no tendrá el beneficio del descuento del 70%, tendrá facilidad de pago para las sanciones e intereses, consistente en 3 años de plazo.

Respecto de la reducción de los intereses, la ley 1175 de 2007 expresamente dice […con reducción al treinta por ciento (30%) del valor de los intereses…]. Quiere decir que la reducción no es del 30% sino del 70%, puesto que para llegar al 30%, la reducción debe ser del 70%.

Ante tal redacción de la ley, habrá que esperar que opina la Dian, que con su inigualable espíritu de justicia, seguramente dirá que la ley lo que quiso decir es el 30% y no al 30%.

La ley 1175 hace claridad en el sentido que a los deudores morosos que se acogieron a los beneficios de la ley 1066, y hayan incumplido los compromisos adquiridos para acogerse al beneficio de dicha ley, no podrán acogerse al beneficio contemplado por la ley 1175. Es decir que estos contribuyentes doblemente morosos no están cobijados por la ley 1175.

Quedan pues 6 meses de plazo para que los contribuyentes se puedan acoger a este beneficio, plazo que se vence el 27 de junio de 2008.

Material para complementar

Recomiéndanos en

Google+ Facebook Twitter

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.