FACTA. Controlando la fiscalidad de los estadounidenses con negocios fuera de USA

Se conoce como FACTA a la ley de incumplimiento fiscal de cuentas extranjeras, que en inglés es “Foreign Account Tax Compliance Act”. El principal objetivo de esta norma es la de controlar la posibilidad de eventuales evasiones de impuestos que puedan realizar los americanos que tengan negocios fuera del terreno de Estados Unidos.

En principio, esta Ley fue proyectada para que alcance a las grandes empresas o instituciones financieras que se encuentran fuera de USA. Uno de los objetivos del FACTA es el de identificar a cada uno de los residentes norteamericanos que tienen propiedades o inversiones fuera del país y obtener toda la información necesaria para que se eviten posibles evasiones de impuestos y elusión tributaria a través de métodos como las inversiones directas o indirectas en otros países que no sean este, sobre todo en naciones que tienen una gran diferencia fiscal en relación con las de este país.

En cifras, la ley denominada FACTA tendrá efecto sobre 77 mil bancos y distintas entidades financieras que ofrezcan sus servicios en todo el mundo. A esta medida ya se adecuaron y aportaron su apoyo más de 70 países entre los que se encuentran México, Brasil, Costa Rica y Canadá.

La aprobación de dicha ley fue en 2010 pero su aplicación será gradualmente e intentará facilitar el trabajo del ente recaudador estadounidense. Esta medida alcanza a las conocidas como FFI (firmas financieras extranjeras) y las NFEE (entidades no financieras que sean de otro país) y reciban fondos a través de cuentas radicadas en Estados Unidos.

¿Qué busca Estados Unidos con el FACTA?

El ente recaudador estadounidense (IRS) tiene previsto que a través de esta medida, los fondos de inversión, bancos y financieros brinden la información necesaria sobre las personas que tengan cuentas en el exterior y sus saldos superen la cifra de 50 mil dólares.

Si así lo exige el IRS, la entidad está obligada a brindar nombres de titulares, balances y número de cuentas que se solicite. Si alguna casa financiera se niega, deberá aplicar un tipo de retención con un 30% sobre todos los pagos o transferencias que hagan los que se rehúsan a cumplir, sin importar si es persona o entidad.

Evitar la evasión de impuesto es la primera intención. Sin embargo, a corto plazo se busca agilizar y facilitar los mecanismos que utiliza el IRS.

Los ciudadanos fuera del país deben pagar impuestos

Una de las medidas que toma la ley FATCA es que todos los ciudadanos que no residan en el país deben seguir pagando sus impuestos. Si alguna persona o empresa decide no colaborar, la FFI tiene la obligación de reportar lo sucedido a los Estados Unidos y la cuenta será calificada como una cuenta recalcitrante.

Si bien es una regulación no nacional y no obligatorio, el no cumplirla tiene implicaciones para los que se nieguen. En pocas palabras, el que se niegue no podrá realizar negocios en el país. Además, si no cumple, la persona o entidad no podrá acceder a beneficios para reducir retenciones impositiva del 30% para las transacciones con residentes locales.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.