Firmeza de las declaraciones de IMAS en vilo

La reforma tributaria del año 2012, modificó la forma de clasificar a las personas naturales, y las dividió entre empleados, trabajadores por cuenta propia y otros. Para los empleados y los trabajadores por cuenta propia, señaló un sistema alternativo de determinación del impuesto denominado IMAS. Para poder acceder a liquidar su impuesto de esta forma, deben cumplir unos requisitos igualmente señalados en la ley o el decreto reglamentario.

Ahora bien, partiendo del hecho de que el contribuyente tiene la posibilidad legal de presentar su declaración por el sistema IMAS, en principio tendría un beneficio, que consiste en que su declaración quedaría en firme después de seis (6) meses  siempre y cuando la presente de forma oportuna con pago, y mientras la DIAN no tenga prueba sumaria.

El artículo 335 de Estatuto tributario señala.

“Art. 335. Firmeza de la liquidación privada. La liquidación privada de los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios que apliquen voluntariamente el Sistema de Impuesto Mínimo Alternativo Simple -IMAS-, quedará en firme después de seis meses contados a partir del momento de la presentación, siempre que sea debidamente presentada en forma oportuna, el pago se realice en los plazos que para tal efecto fije el Gobierno Nacional y que la Administración no tenga prueba sumaria sobre la ocurrencia de fraude mediante la utilización de documentos o información falsa en los conceptos de ingresos, aportes a la seguridad social, pagos catastróficos y pérdidas por calamidades, u otros.

Los contribuyentes que opten por aplicar voluntariamente el IMAS, no estarán obligados a presentar la declaración del Impuesto sobre la Renta establecida en el régimen ordinario.”

Ahora bien, cuando la norma señala que en caso de que la administración tenga prueba sumaria la declaración no quedará en firme, no dispone el artículo 335 ET condición temporal para que se allegue dicha prueba. De allí que muchos señalamos que  el tiempo en que la DIAN puede argumentar tener una prueba sumaria que impida la firmeza de la declaración del IMAS, es de seis (6) meses).

No obstante, la administración tributaria no parece comprender la norma de esta manera, pues en concepto 61897 de 2014 señaló:

“la norma del articulo 335 ET., dispone que una firmeza especial de la declaración, supeditado a que se cumplan la totalidad de los requisitos que la disposición trae, es decir, si la administración dentro de los procesos de gestión que regenta, enmarcados en los términos que para la firmeza encuentra sustento en el artículo 714 del ET, evidencia que existen datos falsos, inexactos, fraudulentos dentro de la declaración, podrá recolectar la prueba sumaria dentro de los dos años que es el termino de firmeza legal.”

¿Absurdo? Por su puesto, pareciera que el afán fiscalista de la subdirección doctrinaria le impide reconocer un derecho que por ley le asiste a los contribuyentes. La norma es tan clara y tan puntual no requiere mayor esfuerzo mental para su interpretación, pero a juicio de la administración tributaria acá si no tiene cabida el artículo 27 del Código Civil.

Abogamos por una reconsideración de la posición, y estimamos conveniente una revisión de los postulados planteados en el artículo 264 de la ley 223 de 1995. La doctrina si bien no tiene fuerza vinculante pareciera que una vez publicada nula el derecho a la defensa en la vía gubernamental.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.