El estado de flujos de efectivo

El estado de flujos de efectivo, llamado en inglés “cash-flow statement” es un documento contable muy importante para evaluar la gestión de la empresa. Los directivos y los inversores necesitan revisarlo periódicamente. A continuación veremos para qué sirve, cómo se calcula y qué información podemos obtener.

¿Para qué sirve el estado de flujos de efectivo?

La finalidad del estado de flujos de efectivo es conocer la evolución de la empresa desde el punto de vista de su financiación e inversión. Para ello se analizan los movimientos de todas las partidas de balance y en especial el efectivo. Llamamos efectivo a los activos monetarios, entre ellos el dinero en metálico y las cuentas corrientes, además de otros activos líquidos.

En contabilidad hay tres informes contables fundamentales:

  • Cuenta de resultados (Profit & Loss Statement): nos informa de cuáles han sido los resultados de la empresa.
  • Balance de situación (Balance Sheet): nos informa de cuál es la situación financiera de la empresa. Podemos conocer los activos o inversiones y comprobar cómo están financiados. Hay dos tipos de financiación posible: Deuda o Fondos propios.
  • Estado de flujos de efectivo (Cash-flow Statement): permite conocer cuánto han cambiado los activos monetarios y de paso, cuánto ha cambiado la Deuda y los Fondos propios.

¿Cómo se calcula el estado de flujos de efectivo?

El balance es como una fotografía de la situación financiera. El estado de flujo de efectivo es como un vídeo, ya que permite ver cómo cambia la situación financiera.

Para calcular el estado de flujos de efectivo necesitamos dos balances consecutivos. Por ejemplo, si queremos calcular el estado de flujo de efectivo del año N, necesitaremos el balance de ese año y el del año N-1.

En la columna de diferencia, un signo positivo supone una entrada de efectivo y un signo negativo una salida de efectivo. Por esa razón, un incremento de activos, que implica un pago, supone una disminución del efectivo.

La razón por la cual se suma la amortización al resultado es porque es un apunte contable que no implica una salida de caja y lo que se pretende reflejar es el movimiento de efectivo, no los resultados contables.

El estado de flujos de efectivo sería así:

¿Qué partes tiene el estado de flujo de efectivo?

Como vemos en el ejemplo, hay cuatro partes:

  • Variación por operaciones
  • Variación por la inversión
  • Variación por deudas
  • Variación por fondos propios

La variación por operaciones se descompone asimismo en otras dos partes:

  • Resultado +Amortización
  • Variación de circulante

La explicación es bastante intuitiva: si se incrementa nuestro resultado, se incrementa nuestro efectivo. También se incrementará si se incrementan nuestros pasivos a corto plazo, ya que eso significa que nuestros proveedores nos están financiando más. Al mismo tiempo, en el ejemplo, se han incrementado los activos a corto plazo. Eso significa que tenemos más deuda a cobrar y por lo tanto, menos efectivo en el banco.

La variación por inversión será positiva cuando vendamos activos a largo plazo y cobremos esa venta. En cambio, si adquirimos nuevos activos a largo plazo, nuestro efectivo disminuirá.

La variación por deudas será positiva si contraemos deudas a largo plazo con bancos u otras empresas. Por el contrario, si amortizamos capital de deudas ya contraídas, nuestro efectivo disminuirá. En nuestro ejemplo, la disminución es de 200 porque se devuelve parte del préstamo.

Por último, la variación de fondos propios será positiva si se amplía capital y negativa si se reduce o se pagan dividendos.

La variación de todas las partidas debe ser igual al incremento o la disminución del efectivo. En este caso se produce una disminución de 100.

Una forma de interpretar el estado de flujos de efectivo de nuestro ejemplo es así: “El efectivo ha disminuido en 100 debido a:

  • Las operaciones han aportado 600 en especial por retrasos en pagos a proveedores.
  • Hemos invertido 500 en nuevos activos a largo plazo.
  • Hemos devuelto 200 de un préstamo a largo plazo.

De esta forma sencilla podemos controlar de dónde proviene nuestra financiación y dónde invertimos, además de asegurarnos de tener suficiente efectivo para poder seguir con la actividad de la empresa.

El estado de flujos de efectivo no es el documento contable más sencillo, ya que implica que previamente se hayan obtenido la cuenta de resultados y el balance, pero es imprescindible para poder realizar una buena planificación financiera.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

2 Opiniones
  1. Javier dice:

    En el articulo "Estado Flujos de Efectivo" tengo la siguiente duda...en el ejemplo, si se va a analizar el año N con respecto al año N-1 porque los Activos disminuyen si se observa que aumentan, en cambio los pasivos esta bien lo mismo que el efectivo...muchas gracias.

    • Felipe Montaña dice:

      Hola Javier, el mismo artículo lo menciona "Eso significa que tenemos más deuda a cobrar y por lo tanto, menos efectivo en el banco." Es decir la variación que se muestra, es el efecto que tiene sobre el flujo de efectivo, el aumento de los activos a corto plazo representa menor flujo. Saludos

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.