Formas de saldar las perdidas de la sociedad anónima

En una sociedad anónima las perdidas hasta cierto monto pueden significar la disolución y posterior liquidación de la sociedad, cuando las perdidas reduzcan el patrimonio social por menos del cincuenta por ciento del capital suscrito la sociedad deberá disolverse, aunque siempre tendrá la posibilidad de que se enjuguen las perdidas y se reestablezca el patrimonio, pero en caso de que no sea posible el restablecimiento hay lugar a la disolución.

Para evitar que las pérdidas en la sociedad anónima lleguen a reducir el patrimonio social por debajo del cincuenta por ciento,  se deben establecer reservas con el fin de atender todos los déficits que pueda presentar la sociedad por pérdidas.  Los detrimentos del patrimonio social se pueden restablecer con las reservas dispuestas para ello.

En caso de que no se hayan establecido reservas cuyo objetivo sea saldar las pérdidas estas se deben enjugar con la reserva legal; de conformidad con lo establecido por el artículo 452 del código de comercio se entiende por reserva legal, una especie de ahorro obligatorio que la sociedad debe hacer la cual debe llegar a un monto del cincuenta por ciento del capital suscrito y se debe conformar con el diez por ciento de las utilidades de cada ejercicio.

El artículo 452 señala:

Las sociedades anónimas constituirán una reserva legal que ascenderá por lo menos al cincuenta por ciento del capital suscrito, formada con el diez por ciento de las utilidades líquidas de cada ejercicio. 

Cuando esta reserva llegue al cincuenta por ciento mencionado, la sociedad no tendrá obligación de continuar llevando a esta cuenta el diez por ciento de las utilidades líquidas. Pero si disminuyere, volverá a apropiarse el mismo diez por ciento de tales utilidades hasta cuando la reserva llegue nuevamente al límite fijado. 

Por otro lado,  si se establecen reservas distintas a la reserva legal para enjugar o saldar determinadas perdidas que se puedan presentar, dichas reservas no pueden utilizarse para cubrir otras distintas, pero como toda regla general trae su excepción este tipo de reservas se podrá utilizar para cubrir perdidas distintas a las establecidas, cuando así lo determine la asamblea general.

¿Qué pasa cuando no se dispusieron otras reservas y la reserva legal es insuficiente para cubrir las perdidas?

El artículo 456 del código de comercio resuelve esta situación señalando que cuando la reserva legal sea insuficiente para saldar las perdidas se deben aplicar a este objetivo los beneficios sociales de los ejercicios siguientes.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.