Fusión, fórmula para no liquidar una sociedad disuelta

A través de la fusión una sociedad que incurra en cualquier causa de disolución podrá salvarse siendo absorbida por otra; por medio de la fusión además dos o más sociedades que estén a punto de disolverse pueden convertirse en una sociedad nueva ¿Qué pasa en la fusión respecto a las obligaciones que ostentaba la sociedad absorbida o las sociedades disueltas que conformaron una nueva?

La sociedad absorbente o la nueva sociedad según el caso, tendrán los mismos derechos y  obligaciones de la sociedad absorbida o las disueltas, una vez quede formalizado el acuerdo de la fusión; ahora bien ¿qué pasa cuando la fusión implica una mayor responsabilidad que la del socio en la sociedad disuelta?

Puede que la fusión implique que el socio pase de ser uno de responsabilidad limitada a un socio colectivo, la responsabilidad en cuanto a las obligaciones de acuerdo a las normas comerciales colombianas es mayor en la sociedad  colectiva, donde el socio responde incluso con su patrimonio.

En caso de se adquiera una mayor responsabilidad con la fusión es indispensable que esta se apruebe por unanimidad ¿Qué pasa si esta decisión no es unánime? ¿Impide esto que la fusión se efectué? Si no es unánime la decisión que implica adquirir una mayor responsabilidad esto no impide la fusión, siempre y cuando exista el quorum señalado en la ley y los estatutos para efectuarla.

El socio que desacuerda con adquirir una mayor responsabilidad o que simplemente se encontraba ausente a la hora de tomar la decisión tendrá la oportunidad de ejercer su derecho de retiro, para lo cual tiene un mes después del acuerdo de fusión.

Un ejemplo de fusión, puede ser el hecho de que a una sociedad tenga perdidas que reduzcan su patrimonio a menos del 50% del capital suscrito, esta podrá ser absorbida por otra que tenga liquidez y por ende esta última podrá asumir las obligaciones de la primera.

La sociedad adsorbente no solo adquiere las obligaciones, también todos los derechos que ostenta la adsorbida, de conformidad con lo señalado por el artículo  178 del código de comercio el cual establece lo siguiente:

“En virtud del acuerdo de fusión, una vez formalizado, la sociedad absorbente adquiere los bienes y derechos de las sociedades absorbidas, y se hace cargo de pagar el pasivo interno y externo de las mismas. La tradición de los inmuebles se hará por la misma escritura de fusión o por escritura separada, registrada conforme a la ley. La entrega de los bienes muebles se hará por inventario y se cumplirán las solemnidades que la ley exija para su validez o para que surtan efectos contra terceros”.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.