Gastos fijos y variables: Conceptos básicos

Al iniciar un negocio, Vd. debe tener en cuenta que existen dos tipos de gastos: los gastos fijos y los gastos variables. Conocer cómo funcionan estos dos conceptos le será muy útil a la hora de realizar su plan financiero, su plan de marketing y, en general, hacer sus presupuestos.

Los gastos fijos no cambian con el volumen de venta. Sin embargo, los gastos variables, dependen del volumen de ventas. Entender la relación entre ambos tipos de costes le ayudará a entender mejor el funcionamiento de su negocio y a hacer mejores previsiones.

 Gastos fijos

Los gastos fijos están asociados con lo que Vd, tiene que pagar, independientemente del volumen que vende. No importa cuánto venda o no, el caso es que tendrá pagar esos fijos.

Los gastos fijos incluyen el alquiler, las nóminas, los seguros, los suministros (agua, luz, telefonía…) etc.

Gastos variables

Los gastos variables están directamente relacionados con las ventas. De hecho, los gastos variables cambian con las ventas. En este sentido, cuando las ventas suben, también lo hacen los gastos variables y, cuando, las ventas bajan, los costes variables disminuyen.

Los gastos variables son los costos de mano de obra o el coste de los materiales, que cambian con las ventas.

Una forma de ahorrar dinero que tienen las empresas es reducir sus costes variables. A veces, el cálculo de los gastos variables es tan simple como mirar los gastos de los bienes vendidos en su cuenta de resultados .

Algunos ejemplos de gastos variables son las materias primas que intervienen en la fabricación de productos y la mano de obra que la empresa utiliza. Otros ejemplos son los costes de los bienes vendidos, comisiones de ventas, gastos de envío, los salarios y el número de empleados temporales o de media jornada, así como las bonificaciones a los empleados.

Gastos semivariables

Algunos gastos tienen componentes que son fijos y algunos que son variables. Un ejemplo es el salario del equipo de ventas. Una parte del salario de un vendedor puede ser un salario fijo y el resto puede ser de comisión de venta. En estos casos, en el momento de calcular los costos fijos y variables, es necesario asignar la parte fija de los gastos fijos y la parte variable de los gastos variables.

Gastos, ventas y beneficio

Un cambio en cualquiera de sus gastos puede afectar drásticamente su beneficio neto. Un cambio en el volumen de ventas puede también afectar a su beneficio neto. Otra variable que es importante considerar es el precio de su producto y cómo interactúa con el volumen y los costes. En este sentido, es fundamental hacer un buen análisis del punto de equilibrio, que se muestra la relación entre el precio del producto que vende, el volumen del producto que vende y sus gastos.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.