Gestos batuta

Los gestos batuta son las señales más importantes que debe dominar en su vocabulario no verbal cuando esté dando una presentación; ellos le permitirán marcar el ritmo y mantener la atención del público en su discurso.

La mayoría de nosotros no es consciente de cómo movemos las manos cuando exponemos. Pocos son los que practican con antelación. Revisamos los guiones, pero no hacemos lo mismo con los movimientos.

Gestos batuta: herramienta para el orador

1. Palma abierta

Un gesto batuta muy sutil, extienda una o ambas manos en una posición neutral, con los dedos juntos y el pulgar ligeramente hacia arriba.

Se usa para demostrar que no hay nada que ocultar, una exhibición de honestidad. Se demuestra que no hay nada bajo la manga.

Cuándo usarla: Use esta expresión cuando quiera demostrar sinceridad y confianza.

Cómo usarla: El movimiento debe ser a velocidad media, desplegando las palmas de sus manos hacia delante, con las manos más abiertas que el ancho de sus hombros. Mantenga la postura un momento.

¿Puede salir mal? Si mantiene esta postura demasiado tiempo puede parecer un engaño.

2. Palma al revés

En este gesto una o ambas manos se proyectan hacia delante y luego, regresan hacia el torso del orador, con las palmas hacia el pecho.

Es una metáfora que simboliza abrazar a la audiencia y atraerla hacia usted, para sentirla cerca.

Cuándo usarla: Úsela si quiere que el público se identifique con usted o con una parte de su diálogo. Contagiara a los oyentes de su pasión.

Cómo usarla: La mano derecha siempre es menos emotiva que la izquierda. Hacerlo con ambas mano refuerza el efecto.

¿Puede salir mal? Exagerar este gesto puede hacer que parezca una persona narcisista y egocéntrica, pues parecerá que ha centrado toda la atención en su persona.

3. Palma lateral

Aunque parezca un golpe de Kung Fu, este es uno de los gestos más persuasivos que existen. Agitando la mano de arriba abajo, como si se tratase de un apretón de manos solitario.

Puede hacerlo con los dedos separados (representa flexibilidad y disposición a trabajar en equipo) o juntos (demostrando dirección y afirmación personal).

Cuándo usarla: Cuando quieres ser persuasivo, al exponer las debilidades o amenazas para un proyecto.

Cómo hacerlo: Al igual que la mayoría de los gestos batuta, el ligero movimiento vertical marcará el ritmo de sus palabras.

¿Puede salir mal? Sin práctica es fácil abusar de este movimiento, ya que es un gesto batuta muy cómodo y natural. No olvide practicar y úselo en combinación con otros gestos.

4. Entrelazar las manos

Si se dedica usted a la mediación de conflictos, este es, sin duda, su gesto clave. Las manos y los dedos se estiran por completo y se llevan una junto a la otra, a la altura del pecho. No se llega a tocar el pecho.

Cuándo usarla: Esta señal se utiliza para representar el encuentro de dos puntos de vista opuestos o dispares en una solución viable o ganar-ganar.

Cómo usarla: necesita ser dramático; mantenga las manos en completa tensión con los dedos bien estirados dará una imagen de mucha tensión, que metafóricamente se resuelve en un consenso cuando ambas se encuentran y se juntan.

¿Puede salir mal? Perderá todo su efecto si no mantiene el contacto visual con los demás mientras lo hace. Se sorprendería de la cantidad de personas que de manera automática voltean su mirada a sus propios dedos para evitar que choquen entre sí.

5. La pinza

Cuando su mano toma un objeto imaginario entre el pulgar y el dedo índice, como si quisiera agarrar una mariposa sin dañarla. Pero más que suavidad, la pinza se usa para denotar precisión y exactitud. Si la mano se acerca al rostro muestra pequeñez, si se aleja demuestra exactitud.

Cuándo usarla: siempre que esté dando un dato estadístico preciso, o esté dando una orden que debe ser cumplida al mínimo detalle.

Cómo usarla: recuerde mantener los dedos relajados. Si junta el índice y el pulgar extendiendo por completo los demás, parecerá un signo de “O.K.“

¿Puede salir mal? En algunos países, cualquier gesto que junte el dedo con el pulgar puede ser considerado obsceno. ¡Tenga cuidado, e infórmese previamente!

6. El puño

Este gesto batuta es tan universal que es prácticamente inconfundible en cualquier cultura; es una expresión máxima de poder, determinación, resistencia y ahínco.

Cuando su discurso llega al clímax, puede agitar el puño violentamente; obviamente el cuerpo entero, el tono de la voz y el verbo deben trabajar juntos en esta expresión tan poderosa.

Cuándo usarla: resérvelo para el cierre. Te aplaudirán de pie.

Cómo usarlo: Depende de la intensidad del guión, agite el puño de arriba a abajo. Puede “enseñarlo“ por momentos a lo largo de su discurso, pero guarde la energía para el final.

¿Puede salir mal? Si el público no se ha “enganchado“ con su tema a lo largo de todo el discurso, ningún puño logrará animarlo; y si abusa de él, ¡Parecerá un caudillo populista!

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.