Gobierno extiende ReteIVA del 100% a los desperdicios y desechos de plomo

Primicia exclusiva de  Gerencie.com

Mediante el decreto 2702 del 22 de noviembre de 2013, se extiende la retención a título de IVA que asciende al 100% a  bienes clasificados como desperdicios y desechos de plomo. Recordemos que el parágrafo 4 del artículo 437-4 que fue traído en la ley 1607 de 2012, faculta al gobierno para extender la retención de IVA del 100% a otros artículos  o bienes.

La Dian en julio presento un documento donde expuso los resultados de un estudio donde recomendó precisamente la adopción de lo que estipula el decreto.

La retención  contemplada en el decreto aplica en la venta de desperdicios y desechos de plomo identificados con la nomenclatura Nandina 78.02, el cual de conformidad con el artículo 420 del estatuto tributario, se genera cuando estos sean vendidos a las empresas de fabricación de pilas, baterías y acumuladores eléctricos.

Ese IVA que se genera en la venta de estos productos a empresa de fabricación, dará derecho a impuesto descontable de conformidad con el artículo 485 ET.

Pero ¿Qué se entiende como empresas de fabricación de pilas, baterías y acumuladores eléctricos? El parágrafo  1 del artículo 1 del decreto 2702 de 2013 señala que son las registradas en el RUT bajo el código 272 en concordancia con la resolución 139 de 2012.

En el caso de que la venta se realice entre empresas de fabricación se regirá por las reglas generales de retención a título de IVA.  En igual medida las importaciones se regirán por las reglas generales del libro III del estatuto tributario.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.