Gobierno se prepara para enfrentar la caída de los precios del petróleo y la decisión será…

Esta semana que ha terminado ha sido de fuertes caídas del precio internacional del petróleo ante el fracaso de la  OPEP para reducir  la producción de petróleo con el fin de empujar el precio como se hiciera en el pasado.

Ante esta situación el gobierno nacional se mostró muy preocupado puesto que gran parte del presupuesto del país depende de las exportaciones del petróleo, por lo que los ingresos del estado se han visto muy menguados, y el gobierno ha dicho que tomará medidas para enfrentar esa situación, y muy seguramente habrán dos medidas a tomar: incrementar la producción de petróleo si es que los atentados terroristas a los oleoductos lo permiten, y la más importante, no disminuir el precio de la gasolina que se supone está amarrada al comportamiento del precio internacional del petróleo, o hará una diminución simbólica (pírrica) como la que hizo santos unos días antes de las elecciones en que se reeligió.

Históricamente el gobierno sube el precio de la gasolina en la medida que el precio del petróleo sube, pero cuando este baja, no baja el precio de la gasolina, y lo que es peor, una vez el petróleo vuelve a subir, inmediatamente y sin esperar a que el precio del petróleo suba al nivel en el que se fijó el anterior precio de la gasolina, se incrementa el precio de esta. Ejemplo (datos  sólo ilustrativos): a 100 dólares el barril el precio de la gasolina era de $8.400 galón. A 70 dólares el barril,  el galón de gasolina seguía valiendo $8.400 y luego cuando  el barril sube a 80 dólares la gasolina vuelve a subir cuando se supone que no debería subir hasta tano el barril se ubique en los 100 dólares, puesto que a ese precio la gasolina estaba a $8.400. Hoy se está pagando la gasolina como si el precio internacional del petróleo estuviera a 120 dólares más o menos y ni siquiera llega a 70 dólares.

Esto sucede porque el país depende del petróleo debido a que ha abandonado la industria, es lo que se conoce como enfermedad holandesa, y aun así, cuando este problema está en pleno desarrollo, el gobierno saca una reforma tributaria que castiga aún más a las pocas empresas que quedan, por lo que en pocos años dependeremos más del precio del petróleo lo que se traducirá en un mayor incremento del precio de la gasolina para poder financiar los gastos del estado, pues el sector productivo habrá sido quebrado por la avalancha de impuestos,  lo que hará imposible conseguir recursos que no sean por la vía del precio de la gasolina, y por supuesto, por medio de más  impuestos indirectos.

Esto para los que aún no comprenden que esta reforma tributaria tiene veneno que terminará afectando las pocas industrias que existen en el país, y luego quedará la empobrecida clase media pagando gasolina cara y pagando elevadas tarifas de Iva para financiar al gobierno, puesto que el recaudo por impuesto de renta o impuesto al patrimonio o como se le llame, será cada vez menor en la misma proporción que el gobierno exprima a las empresas que tienen el coraje de invertir o de no cerrar.

No debemos caer en el  error de  ciertos  sindicatos del sector público que se empeñan en ordeñar la empresa que les da empleo hasta quebrarla, puesto que luego no tendremos empleo, y aún sin empleo debemos pagar gasolina y transporte caro, y pagar Iva hasta por comprar pan y huevos, e incluso medicinas, que ya son bien costosas por cuenta de  la sociedad que hay  entre farmacéuticas, superintendencia de salud, ministerio de salud y congresistas que cierran los ojos mientras que nos cobran precios 10 veces superior a los que existen en países vecinos.

El problema de fondo no es más o menos impuestos, es la gestión que se hace de los impuestos. La corrupción está desbordada, supera con creces lo que se recaudará con la reforma tributaria. Tres billones de pesos gastados en la reelección es  mucho dinero, y tristemente es sólo una parte de lo que se pierde por la corrupción, porque cada concejal, cada alcalde, gobernador, diputado y congresista sacan la suyo para su siguiente elección, pero esa de esa corrupción no se habla en el gobierno.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Carlos Olarte Beltrán dice:

    La corrupción está matando lo poco que queda del Pais, es imperativo matar al monstruo a como dé lugar, para ello es indispensable ACABAR CON LOS CORRUPTOS PUBLICOS Y PRIVADOS, EVASORES Y CONTRATISTAS CON CONTRATOS LEONINOS E ILEGALES. Para ello es ineludible APLICAR LA PENA DE MUERTE. Lo unico que admiré de un famoso dictador fue su actitud de valentia al mandar subir a los corruptos comprobados a un avión y arrojarlos al oceano, desafortunadamente pagaron algunos " Justos" virtuales y unos pocos "reales", pero no se puede freir el huevo sin romper la cáscara. Mis padres me enseñaron lo sagrado que son las cosas ajenas, sobre todo las que conforman el bien público, por ello el erario debe ser defendido por las ahora SI AUTODENOMINADAS GENTES DE BIEN, PERO SIN LAS MANOS SUCIAS DEL DINERO BIRLADO AL ESTADO O A LOS DEBILES DESPLAZADOS Y DESPOSEIDOS POR LA VIOLENCIA DE IZQUIERDA, DEL CENTRO Y DE LA DERECHA, PERO CON UN FIN FUNDAMENTAL, ENRIQUECERSE ILICITAMENTE. LA REFORMA TRIBUTARIA PLANTEADA ES UNA BOFETADA A LOS COLOMBIANOS DE MENOS INGRESOS Y UN REGALO A LOS PODEROSOS DE SIEMPRE.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.