Hablar mal de la competencia es contraproducente

Quienes venden sus productos o servicios no deberían hablar mal de la competencia puesto que podría provocar una reacción contraria en su potencial cliente que en lugar de decidir no comprar en la competencia puede crearle alguna simpatía por ella.

Está bien exagerar las cualidades y beneficios de lo propio, pero no hacer notar los errores de lo ajeno, ni mucho menos inventarlos o exagerarlos.

Es suficiente con que se logre convencer al cliente de que lo nuestro superior, puesto que ello necesariamente implica que la competencia es inferior. No hace falta decir nada para hacerlo notar.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.