Hechos relevantes sucedidos después de interpuesta la demanda laboral deben ser tenidos en cuenta por el juez al proferir la sentencia

Si luego de presentada la demanda laboral sucede un hecho relevante que tiene la capacidad de afectar aspectos relacionados con los hechos y pretensiones planteados en la demanda, debe ser tenido en cuenta por el juez al proferir la sentencia, en los términos que dispone el artículo 281 del código de procedimiento civil.

Es el caso puntual de la empresa que es liquidada luego de presentadas la demanda. Seguramente en la demanda una de las pretensiones pudo ser el reintegro del trabajador, pretensión  que se torna imposible si la empresa desaparece jurídicamente, por lo que el juez debe observar esa nueva realidad y sentenciar acorde a ella.

Esta situación fue abordada por la sala laboral de la Corte suprema de justicia en sentencia 28884 del 27 de febrero de 2007 con ponencia del magistrado Eduardo López Villegas:

Con el propósito de que las decisiones judiciales no resulten abiertamente reñidas con la realidad social, el artículo 305 del Código de Procedimiento Civil –que, contrario a lo considerado por la oposición, es aplicable a los procesos laborales-   preceptúa que "en la sentencia se tendrá en cuenta cualquier hecho modificativo o extintivo del derecho sustancial sobre el cual verse el litigio, ocurrido después de haberse propuesto la demanda, siempre que aparezca probado y que haya sido alegado por la parte interesada a más tardar en su alegato de conclusión y, cuando éste no proceda, antes de que entre el expediente al despacho para sentencia, o que la ley permita considerarlo de oficio”.

El censor funda su cargo en la infracción directa de dicha normativa habida consideración de que el sentenciador no tuvo en cuenta, de oficio, que mediante el decreto 610 de 7 de marzo de 2005 se había ordenado la liquidación de la entidad bancaria demandada y que, en tales condiciones, no procedía ordenar un reintegro que resultaría física y jurídicamente imposible.

Resulta evidente que, con posterioridad a la demanda con la cual se inició este proceso y antes de la culminación de éste con la sentencia de segundo grado, surgió como hecho sobreviniente la disolución y liquidación de la entidad demandada, hecho éste que tiene una incidencia directa sobre las pretensiones de la demanda y que, por lo mismo, debía ser considerado por el fallador al decidir el litigio.

Vale precisar que en la sentencia se referencia el artículo 305 del código de procedimiento civil, el cual corresponde al artículo 281 de la ley 1564 de 2012, ley que corresponde al nuevo código de procedimiento civil o mejor, Código General del Proceso.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.