Ilustre

Dícese del político que es, por definición, ladrón, sinvergüenza, corrupto, desleal, traicionero, mentiroso, avaro,  incompetente, que gobierna un estado en procura del bienestar personal y partidista y pisoteando el interés general, los derechos de los ciudadanos y de quien se atraviese en su plan de gobierno para sí mismo.

Este ilustre es, casi siempre, elegido por idiotas que  con camisetas y dando saltos, brincos y palmas,  y hasta en cuatro  patas salen el día de las elecciones a ofrecer su voto, el de sus amigos, vecinos y familiares por unas cuantas monedas, o muchas veces por ninguna, sólo por un sentimiento propio de gente ignorante, corta de pensamiento, o sin él,  susceptible de ser utilizada gratuitamente en beneficio del proyecto partidista y personalista del político de turno.

El ilustre es, por lo general, una persona que sabe lo que la gente quiere escuchar (a mendo no sabe nada mas) y por supuesto es lo que le dirá a la gente, y luego de ser elegido se burla de los tontos que le eligieron y se disponen a gobernar para ellos y en contra de sus torpes electores, y ellos saben que no serán castigados por eso, puesto que en la elecciones siguientes seguirán el mismo plan con los mismos borregos de siempre, y nunca les falla. Ya saben, sólo un idiota es castrado dos veces, y hasta más, y sabemos que eso es precisamente  quien sigue, defiende y apoya un  político.

Si usted cumple las características para ser el idiota imbécil que tan útil le es al político que nos gobierna, no se ofenda, puesto que si  por mucho más no se ha ofendido, no debería ofenderse por la verdad.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.