IMAN e IMAS ¿sirven para incluir activos omitidos o excluir pasivos inexistentes?

El artículo 239-1 del Estatuto Tributario señala que los contribuyentes  pueden incluir en la declaración de “renta y complementarios” los activos omitidos o pasivos inexistentes originados en periodos no revisables como renta líquida gravable y en esa medida regularizar su situación.

Adicionalmente, hoy contamos con un impuesto complementario de normalización tributaria que permite que los contribuyentes que hayan incurrido en dicha conducta puedan normalizar su situación pagando una tarifa muy generosa.

Ahora bien, resulta que ha venido haciendo carrera la teoría de que las personas naturales que declaran por el IMAN o IMAS pueden incluir en dichas declaraciones sus activos omitidos o sus pasivos inexistentes (teniendo en cuenta los limites patrimoniales) sin pagar impuesto alguno, pues en teoría la renta gravable alternativa RGA no contempla  es distinta a la renta líquida señalada en el artículo 239-1.

Aunado a lo anterior, se suma el hecho de que la inclusión como renta  líquida gravable que señala el artículo 239-1 versa sobre la declaración de renta y complementario mientras que el IMAS no es propiamente una declaración del impuesto sobre la renta y complementario, sino un sistema alternativo.

Pues bien, la DIAN mediante oficio 013515 de 2015 ha tratado el tema de una forma poco contundente, y a pesar de que el consultante es directo, ha preferido la administración citar normas sin fijar un posición radical.

Señala el oficio:

“No obstante, es posible manifestar que el IMAS e IMAN son sistema para presentar renta, no para normalizar activos omitidos o eliminar pasivos inexistentes (…)

(…)  Cabe destacar que todo aumento patrimonial o todos los bienes que conformen el patrimonio deben ser considerados para efectos de la determinación de la renta presuntiva.

Por otra parte, si se trata de periodos no revisables el artículo 239-1 del Estatuto Tributario trae una regla especial, cuando se pretenda inclusión de activos en periodos anterior, que se encuentran con firmeza de las declaraciones. Allí se incluyen las sanciones para el caso que sean determinados mediante proceso de fiscalización. (…)

(…) Tal como se explicó en la respuesta al punto 2, la aplicación de los sistemas IMAN o IMAS no implica ni conlleva la normalización de activos o exclusión de pasivos inexistentes. (…)

(…) si lo que se busca es la normalización de activos, debe darse aplicación a las normas pertinentes que están en los artículos 35 y siguientes de la ley 1739 de 2014.”

Es decir, ni SÍ ni NO, simplemente se conforma con señalar que el IMAN y  el IMAS no pueden normalizar activos y que para ello está el impuesto complementario de normalización.

Sin embargo, quedó abierta la puerta para que sin que la DIAN se dé cuenta, los contribuyentes que puedan presenten su declaración por el sistema IMAN e IMAS, incluyendo los activos omitidos y excluyan los pasivos inexistentes.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.