Indicadores de Liquidez

Dentro del análisis de balances tenemos otra observación que trata no solo de ver la composición sino la evolución de varios ítems en el balance, y se llama análisis horizontal porque se realiza teniendo en cuenta los cambios en el tiempo de cada partida, se determina el cómo ha ido evolucionando en los años cada uno de los cargos del activo, pasivo, patrimonio, y se hace no mediante porcentajes sino mediante índices.

En el análisis financiero se estudia la capacidad de la empresa para hacer frente a su endeudamiento, es decir, el análisis de deudas a corto plazo se refiere a liquidez, y eso se hace mediante los siguientes indicadores:

Fondo de Maniobra: Activo Corriente – Pasivo Corriente.  Es la parte del activo corriente que está financiada por capitales permanentes.  Lo aconsejable es que una parte del activo corriente esté financiada con financiación a largo plazo.

Hay partidas en el activo corriente que aunque se puedan realizar efectivas en menos de un año, probablemente posean incertidumbre sobre su capacidad para convertirse en dinero por lo tanto es razonable que una parte del activo corriente esté financiada con capitales permanentes.   Cuando es positivo desde el punto de vista activo corriente – pasivo corriente, quiere decir que tenemos un dinero disponible en el plazo de un año, mayor de lo tenemos que pagar en el pasivo corriente, y si lo vemos desde el pasivo fijo – activo fijo, quiere decir que el excedente está cubriendo una parte del activo corriente, es decir estamos ante una empresa solvente.

El fondo de maniobra se ve como medida de la liquidez, cuanto mayor sea, mejor situación de liquidez tiene la empresa, podemos decir que es bueno desde el punto de vista de la liquidez, pero negativo para la rentabilidad, porque un fondo de maniobra alto puede reducir la rotación de los activos corrientes, si baja la rotación, baja el ROI (rentabilidad).  Lo ideal es encontrar el equilibro entre la liquidez (fondos suficientes para no tener problemas de pago) y la rentabilidad (finalidad última de la empresa).

Índice de Liquidez Total: Activo Corriente/Pasivo Corriente. Determina cuántos pesos de activos corrientes hay por cada peso que tenemos que pagar en un año.  Si comparamos este índice a nivel de sector empresarial, podemos analizar el nivel de inversión requerido y el grado de competitividad.

Prueba ácida: Nos dice cuántos pesos de pasivo corriente tenemos por cada peso en nuestro activo corriente.  Entre más alto sea este indicador mayor es su capacidad de pago.   Se halla restando del activo corriente las existencias y dividiéndolas por el pasivo corriente, las existencias deben restarse del activo corriente porque son un realizable condicionado, se convierten o no en dinero líquido dependiendo de si las existencias se convierten en producto,  el producto se venda y la venta se cobre.  Si queremos tener mayor seguridad respecto a nuestra capacidad para pagar la deuda, es conveniente quitarlas, cuando las restamos tenemos la distancia a la suspensión de pagos.

Índice de Tesorería o ratio de disponibilidad inmediata: Compara lo que es dinero, caja, bancos, divisas, inversiones financieras de corto plazo, etc, con el pasivo corriente. 

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.