Industrialización no es sinónimo de desarrollo económico

La industrialización de un país necesariamente no es sinónimo de desarrollo económico, confusión que ha llevado a políticas que se podrían considerar equivocadas miradas desde el punto de vista social.

Algunos gobiernos han dado por sentado que si se logra industrializar el país, el desarrollo económico de la sociedad será una consecuencia lógica de ello, pero lamentablemente la realidad no siempre les da la razón.

Para muchos países, especial los latinoamericanos, la industrialización creciente no ha significado ninguna mejora en la calidad de vida de su población. Algunos países sí se han industrializado pero los beneficios de la industrialización no se han trasladado a la población, y esta, en su mayoría, sigue viviendo en las mismas o incluso en peores condiciones que cuando se inició el proceso de industrialización.

Esto se debe quizás a que la industrialización ha sido el resultado de una deslocalización geográfica de la producción debido a la política de flexibilización local que permite a las grandes industrias bajar costos.

Lo que ha sucedido en algunos países, es que las grandes multinacionales han movido sus fabricas de Estados unidos a sus países, pero esta migración de fabricas que aquí llamamos industrialización, se ha realizado con el único objetivo de abaratar costos, principalmente de mano de obra, y es debido a ello que estas fabricas son incapaces de transmitir beneficios a la sociedad, por cuanto se han insertado en ella debido a lo poco que esta les exige, y si poco se le exige a una multinacional, poco esta dará.

Algunos países latinoamericanos han optado por ofrecer mano de obra barata a las multinacionales para que se instalen en su territorio, por tanto, es apenas lógico suponer que al pagar salarios baratos es muy poco lo que estas multinacionales dejan en el país, siendo una industrialización estéril que nada aporta a la sociedad, e incluso lo que hace es pauperizar más su condiciones.

Lo que se ha logrado con este tipo de industrialización es crear grandes centros industriales rodeados de cinturones de miseria habitados por esos miles de empleados remunerados con unos salarios que apenas les alcanza para sobrevivir. Imposible llamar a esto desarrollo económico.

Algunos países se jactan de exportar miles de millones de dólares anuales en productos industriales de mediano y alto valor, pero de eso lo que llega a la sociedad, a los trabajadores que hacen posible esa producción, es casi nada, puesto que las multinacionales no llegaron para beneficiar a la sociedad sino para bajar sus costos y maximizar su propia rentabilidad.

De esa forma es imposible que se pueda alcanzar un verdadero desarrollo económico, puesto que este supone el mejoramiento de la calidad de vida de la sociedad en general, y lo que ha habido es una simple industrialización a costa de la casi esclavitud de cientos de miles de trabajadores.

Así las cosas, la percepción que tenemos de desarrollo económico es falsa, banal…

MÁS SOBRE >

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.