Informe de la junta directiva como documento anexo para presentar a la asamblea

El artículo 446 del Código de Comercio enumera los documentos anexos que deberá presentar la junta directiva y el representante legal para efectos de la aprobación e improbación por parte de la asamblea, dentro los cuales se encuentra el informe  sobre la situación económica y financiera de la sociedad, documento que en la práctica únicamente contiene datos contables y estadísticos en forma general o global, y la información señalada por el artículo 47[1] de la Ley 222 de 1995:

“(...)

El informe de gestión deberá contener una exposición fiel sobre la evolución de los negocios y la situación económica, administrativa y jurídica de la sociedad.

El informe deberá incluir igualmente indicaciones sobre:

1. Los acontecimientos importantes acaecidos después del ejercicio.

2. La evolución previsible de la sociedad.

3. Las operaciones celebradas con los socios y con los administradores.

4. El estado de cumplimiento de las normas sobre propiedad intelectual y derechos de autor por parte de la sociedad.

El informe deberá ser aprobado por la mayoría de votos de quienes deban presentarlo. A él se adjuntarán las explicaciones o salvedades de quienes no lo compartieren. (Subrayado fuera de texto)

Por lo tanto, en muchas organizaciones empresariales el mencionado informe de la junta directiva  no contiene la información enumerada en el numeral 3 del citado artículo 446:

“(...)

a)   Detalle de los egresos por concepto de salarios, honorarios, viáticos gastos de representación, bonificaciones, prestaciones en dinero y en especie, erogaciones por concepto de transporte y cualquiera otra clase de remuneraciones que hubiere percibido cada uno de los directivos de la sociedad;

b)   Las erogaciones por los mismos conceptos indicados en el literal anterior, que se hubieren hecho en favor de asesores o gestores vinculados o no a la sociedad mediante contrato de trabajo, cuando la principal función que realicen consista en tramitar asuntos ante entidades públicas o privadas, o aconsejar o preparar estudios para adelantar tales tramitaciones;

c)   Las transferencias de dinero y demás bienes, a título gratuito o a cualquier otro que pueda asimilarse a éste, efectuadas en favor de personas naturales o jurídicas;

d)   Los gastos de propaganda y de relaciones públicas, discriminados unos y otros;

e)   Los dineros u otros bienes que la sociedad posea en el exterior y las obligaciones en moneda extranjera, y

f)    Las inversiones discriminadas de la compañía en otras sociedades, nacionales o extranjeras; (subrayado fuera de texto)

Como se puede advertir, la anterior información es necesaria para que la asamblea conozca en forma específica o detallada los egresos o erogaciones por concepto de remuneraciones realizadas a sus directivos y asesores; así como también las donaciones efectuadas, gastos de publicidad, operaciones en el exterior e inversiones.

En aplicación a la normatividad citada y transcrita, se podría considerar que el informe de la junta directiva[2] puede ser el mismo informe de gestión[3], siempre y cuando contenga la totalidad de la información señalada en el numeral 3 del artículo 446 y la del artículo 47; por último, es importante recordar una de las atribuciones establecidas en los estatutos sociales para éste máximo órgano administrativo “presentar a la asamblea de los informes que ordene la ley”.


[1] Modificado por el artículo 1 de la Ley 603 de 2000.

[2] Numeral 3 artículo 446 del Código de Comercio

[3] Artículo 47 de la Ley 222 de 1995

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.