“Ingresos por enajenación de activos fijos y los provenientes de loterías, rifas, apuestas o similares” computan o no para determinar la obligación de declarar?

Ha de recordarse, de conformidad con el parágrafo del artículo 593 del E.T., y con el ánimo de concluir la obligación de declarar de los asalariados, se dispuso que  “dentro de los ingresos que sirven de base para efectuar el cómputo a que se refiere el inciso 1o. y el numeral 3o. del presente artículo, no deben incluirse los correspondientes a la enajenación de activos fijos, ni los provenientes de loterías, rifas, apuestas o similares”.  (Resaltado por fuera del texto)

Para el efecto ha de traerse a colación, también, que “el numeral tercero del artículo 593 del Estatuto Tributario consagraba como uno de los requisitos, para que un asalariado no estuviera obligado a presentar declaración del impuesto de renta y complementarios, que sus ingresos brutos en el respectivo año gravable no fueran totales o superiores a 4.073 UVT, éste valor era el resultado de una modificación que en su momento trajo el artículo 15 de la Ley 1429 de 2010.

El artículo 15 de la Ley 1429 de 2010 fue derogado por el artículo 198 de la Ley 1607 de 2012, situación que implicó acudir a lo señalado en el numeral primero del artículo 592 del Estatuto Tributario, para efectos de establecer el requisito de ingresos antes mencionado”.  (Concepto 45542 de julio de 2014)

En ese contexto, infiere  la Administración Tributaria que “a fin de establecer si se encuentra obligado a presentar declaración de impuesto renta y complementarios, se deben computar dentro de sus ingresos, aquellos obtenidos por enajenación de activos fijos y los provenientes de loterías, rifas, apuestas o similares”.  (Concepto 45542 de julio de 2014)

Es debido resaltar que la expuesta posición surge en respuesta al interrogante formulado en cuanto a si “¿Un empleado debe computar dentro de sus ingresos que determinan la obligación de declarar los ingresos por enajenación de activos fijos y los provenientes de loterías, rifas, apuestas o similares?”.

Nótese, como de la confrontación del cuestionamiento planteado y de la respuesta dada por la DIAN, bien podría colegirse que los “ingresos por enajenación de activos fijos y los provenientes de loterías, rifas, apuestas o similares” deben ser tenidos en cuenta por todas las personas naturales pertenecientes a la categoría empleados (“asalariados” y “trabajadores independientes”).

No obstante lo expuesto, se solicita a la Autoridad Tributaria reconsiderar su postura, y ésta mediante en oficio 005852 de octubre de 2014 (después de reiterar los mismos argumentos del concepto 045542) precisa que “sin perjuicio de lo anteriormente señalado, el parágrafo 2° de esta norma señala (haciendo mención al artículo 593 del E.T). que dentro de los ingresos que sirven de base para efectuar el cómputo a que se refiere este numeral no deben incluirse los correspondientes a la enajenación de activos fijos, ni los provenientes de loterías, rifas, apuestas o similares, previsión que se reitera en el parágrafo 2° del artículo 7° del Decreto 2972 de 2013.

Así las cosas, se revoca la respuesta dada al punto siete del Concepto 045542 del 29 de julio de 2014, para concluir que al momento de computar dentro de sus ingresos que determinan la obligación de declarar no se deben incluir los ingresos por enajenación de activos fijos y los provenientes de loterías, rifas, apuestas o similares”.  (Resaltado por fuera del texto).

De la lectura de ambos pronunciamientos, resultaría claro que el elemento diferenciador entre ellos es la remisión al decreto 2972 de 2013, y el cual resulta ser determinante para modificar las posición doctrinal de la Administración Tributaria.

Se hace debido, entonces, manifestar que acorde al parágrafo 2° del artículo 7° del Decreto 2972 de 2013 “para establecer la base del cálculo del impuesto sobre la renta por cualquiera de los sistemas de determinación y declaración, no se incluirán los ingresos por concepto de ganancias ocasionales, en cuanto este impuesto complementario se determina de manera independiente”.

No resulta complejo denotar, que el cuestionamiento formulado – a la DIAN – está orientado a precisar si para los “empleados” se debe o no computar “los ingresos por enajenación de activos fijos y los provenientes de loterías, rifas, apuestas o similares”, a fin de decidir la obligación de presentar declaración del impuesto de renta; entre tanto, que el mencionado artículo del decreto 2972 hace referencia a la no inclusión de las ganancias ocasionales en la determinación del tributo. 

De otro lado, y con base en la nueva doctrina, habría de preguntarse si el no incluir “los ingresos por enajenación de activos fijos y los provenientes de loterías, rifas, apuestas o similares” aplicaría para toda la categoría “empleados”, o únicamente para los “empleados asalariados”; lo anterior, toda vez que la interpretación de la DIAN sólo se sustentan en el parágrafo del artículo 593 del E.T. (“Asalariados no obligados declarar”), pero nada se expresa respecto de la categoría  de “empleados” de que trata el artículo 329 del E.T. 

Partiendo del interrogante inicialmente formulado, y el cual consultaba sobre “un empleado”, podría inferirse que el concluir de la Administración abarca tanto a “asalariados” como a “trabajadores independientes”; no obstante, dadas las diferencias existentes entre estas dos subcategorias, podría no ser descartable el cuestionamiento antes planteado.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.