Institucionalización de la empresa familiar

La empresa familiar es aquella en donde la administración y propiedad está a cargo de  una o más familias, generalmente es el fundador con sus hijos para una primera generación, en este tipo de empresa no tienen identificado ni formalizadas las interacciones que hay entre el negocio y la familia; no hay división entre lo que viene siendo hogar y empresa.  Los problemas de la familia se los llevan al negocio y los problemas del negocio los llevan a la casa.  Esto se da por la carencia de reglas formales para poder tener una resolución de conflictos en casa, y asimismo no tienen una resolución de conflictos en la empresa.

Cuando la empresa familiar decide institucionalizarse se pasa a lo que llamamos familia empresaria ahí es cuando se aprende a separar lo que es familia y lo que es empresa, promueven en la organización el establecimiento de mejores prácticas y el desarrollo de sus ventajas competitivas identificadas, entienden que la empresa es una fuente generadora de utilidades y no una fuente de trabajo para la familia, se es claro que como familia empresaria, la entidad debe trascender y generar utilidades.

Hay grandes empresas familiares que evolucionaron a familias empresarias que a la final son de una familia pero ésta tiene definición de sus roles respecto de la empresa y del hogar, de las personas que van a trabajar dentro de la empresa y un marco normativo de valores sobre el cual se van a regir.

Toma de decisiones en las familias empresarias

Luego de haber institucionalizado la empresa familiar y contar con el consejo de administración como parte del gobierno administrativo, el cuál es muy diferente al consejo de familia, éste se encarga de ser el órgano rector de una empresa institucional, de definir toda la planeación estratégica de la empresa, de plasmar la razón de ser de la organización, aquí se toman las decisiones en consenso; en este consejo también se integran consejeros independientes, los cuales dan certidumbre de que las decisiones se están tomando de manera imparcial y razonada, lo que obviamente conviene a la organización.

No todas las empresas familiares pasan a segunda generación, a veces el líder se encuentra solo contra corriente en medio de la globalización y de la competencia internacional, esa misma competencia exige que las empresas se institucionalicen y que tomen las decisiones razonables, en función de objetivos no al sentimiento de quien las fundó, al institucionalizar la empresa familiar la perspectiva de vida de la organización es mayor.

Es importante que el líder tenga presente que él es el generador de todos los éxitos de la empresa y también es el eje de sus fracasos, está en él en tomar las decisiones y en últimas se es únicamente responsable del resultado.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.