Instrumentos Financieros: Contabilidad de Coberturas (V)

EJEMPLO: Contabilidad de cobertura de valor razonable de un activo.

PARTE 1

La entidad Z ha adquirido 01/01/X1 un título de deuda a un particular, pues no cotiza en mercados organizados, por un importe, incluido los costos de transacción, de 1.000 u.m. con vencimiento el 31/12/X4, valor de reembolso de 1.000 u.m. y un cupón de 40 u.m. anual a final de cada ejercicio.

A finales de X1 y con objeto de cubrir su valor razonable de las modificaciones de los tipos de interés en X3, contrata una permuta financiera, con nocional de 1.000 u.m. y donde entregará el 4%, tasa de mercado en ese momento, y recibirá el DTF. En el X2 el DTF se mantuvo en el 4%, pero a finales de este periodo ascendió hasta el 5%, tasa a la cual se liquidó la permuta en el ejercicio X3, lo que dio lugar a una compensación por parte de la entidad financiera de 10 u.m. al final de dicho periodo. El DTF permaneció constante en los periodos restantes.

La empresa Z designó a principios de X2 como elementos de una cobertura de valor razonable ambos instrumentos, siendo el objetivo de la misma el tipo de interés, para lo cual desarrolló la documentación con toda la información requerida en el IAS 39, entre la cual se incorporaba una evaluación positiva del análisis de la eficacia.

Se pide: analizar las operaciones descritas a lo largo de los cuatro años de vida del bono, prescindiendo del efecto de riesgos de crédito.

El título, al no cotizar en un mercado, puede considerarse como perteneciente a la partida de préstamos y partidas por cobrar, valorándose en consecuencia a costo amortizado. En principio, su valor permanecería en 1.000 u.m. constante a lo largo de los cuatro años.

Al inicio del segundo ejercicio, el contrato derivado permanece con un valor cero, pues se contrata en condiciones de mercado. Al final de ese segundo año, como se han incrementado los tipos de interés, se espera que un cobro al final del tercer ejercicio de 10, cuyo descuento daría lugar a un valor de:

El título habrá modificado su valor igualmente a consecuencia de los tipos de interés. De haber continuado los tipos al 4% su valor permanecería en 1.000 u.m., pero al incrementarse al 5% y teniendo en cuenta que sólo cubrimos un periodo de los dos que le quedan a la inversión, el nuevo valor razonable será:

Para este cálculo consideramos un único cupón, puesto que el último lo recibimos en un periodo sobre el que no se extiende la cobertura. La diferencia con el valor razonable anterior (1.000 u.m.) es de 9,53 u.m., lo que supone una disminución del valor del título, que se corresponde con el incremento de valor del swap, dando lugar a una eficacia del 100% de la relación de cobertura.

En consecuencia al final del segundo año tendremos las siguientes partidas en nuestro balance de situación:

En los resultados se habrá producido una compensación plena entre el beneficio procedente del derivado y la pérdida del valor de renta fija. Durante el ejercicio X3, se devengarán los intereses del swap [0,47 u.m. = 9,53 * 5%], y los del título, para lo que habrá que calcular la nueva tasa efectiva resultante del nuevo valor a costo amortizado que será 990,47 u.m.:

De donde resulta que te equivale al 4,5%. Los intereses que se devengan en el X3 por el título ascenderían a 44,66 u.m., de los cuales 40 corresponden a rendimientos explícitos, el nuevo saldo a finales de X3 ascendería a 995,12 u.m. En el periodo X4, los intereses que se devengan ascenderán a 44,87 u.m. (995,12 * 4,5%), de los cuales 40 son explícitos, con lo cual el título alcanzaría un saldo de 1.000 u.m. coincidente con el valor de reembolso.

PARTE 2

Considerar la misma situación anterior, pero con los siguientes datos modificados:

Con estos datos, la tasa efectiva del título sigue correspondiéndose con un 4%. El bono adquirido, de no desarrollar la cobertura, presentará la evolución de su valor que se muestra en la tabla aplicando el método de la tasa efectiva.

En la tabla se contempla cómo el instrumento va incrementando su valor en cada periodo por los intereses que se devengan en cada uno. Estos intereses se calculan aplicando la tasa efectiva (4%) al costo amortizado inicial del periodo (saldo contable al inicio del periodo).

En nuestro caso, la permuta financiera únicamente surtirá efecto en el segundo año del contrato. A finales de X2, conociendo la tasa de mercado a la que descontará podemos establecer el valor del swap mediante el descuento de los flujos de caja esperados, que esta vez ascenderán a 11, pues el valor nocional es diferente:

Al mismo tiempo, el valor razonable del título al haberse incrementado el tipo de interés habrá descendido, valorándolo mediante el descuento de flujos de caja:

Debemos aclarar que se ha actualizado el valor de 1.125 u.m., precisamente porque el riesgo cubierto no se corresponden con los dos años que restan de vida en el título sino que tan sólo estamos cubriendo el tercer. Al analizar la eficacia de la cobertura debemos comparar 10,47 u.m. de ganancia con el swap con la pérdida en el valor razonable del bono que ascienden a 10,30 u.m. (1.081,60 – 1.071,30). Esta vez no existe una correspondencia plena entre ambas cantidades por la ineficacia de la cobertura, pues el nocional posee un valor nocional de 1.100 que no se corresponden con el valor del título durante el periodo de la cobertura.

A partir de este momento, se calculará la nueva tasa efectiva del siguiente modo:

La nueva tasa te asciende igualmente a 4,5%, dando lugar a un devengo de intereses en los periodos restantes de 48,20 y 50,37 u.m., hasta alcanzar el saldo de 1.170 que se corresponde con el valor de reembolso.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.