Instrumentos Financieros: Pasivos Financieros. Pasivos financieros a Valor razonable (I)

La NIIF 9 Instrumentos Financieros que termina por derogar la NIC 39 Instrumentos Financieros: Medición y Reconocimiento, establece de forma implícita dos modelos de pasivos financieros que utilizarán el modelo de negocio de ser valorados a valor razonable con los cambios en este valor imputables directamente a resultados, estos son los pasivos financieros mantenidos para negociar y otros pasivos financieros a valor razonable con cambios en la cuenta de resultados.

Pasivos financieros Mantenidos para negociar.

La NIIF 9 establece que se considera que un pasivo financiero se posee para negociar cuando:

  1. Se mita principalmente con el propósito de readquirirlo en el corto plazo (por ejemplo, bonos y otros valores negociables emitidos cotizados que la empresa pueda comprar en el corto plazo en función de los cambios de valor).
  2. Forme parte de una cartera de instrumentos financieros identificados y gestionados conjuntamente de la que existan evidencias de actuaciones recientes para obtener ganancias en el corto plazo, o
  3. Se un instrumento financiero derivado, siempre que no sea un contrato de garantía financiera ni haya sido designado como instrumentos de cobertura.

El hecho de que un pasivo financiero se utilice para financiar actividades de negociación no implica por sí mismo su inclusión en esta categoría.

Las reglas de valoración aplicables a esta cartera son las mismas que las de su homónima en activos financieros: la valoración se realiza a valor razonable y las diferencias que surjan se imputan a resultados del ejercicio. Además, las comisiones y gastos derivados del pasivo financiero surgido se imputan inmediatamente a resultados del ejercicio.

Otros pasivos financieros a valor razonable con cambios en la cuenta de resultados. 

Además de los instrumentos híbridos emitidos en los que no se proceda al desglose de sus componentes, en esta cartera se incluyen los designados por la empresa de acuerdo con las NIIF 9: “Dicha designación solo se podrá realizar si resulta en una información más relevante, debido a que:

  1. Se eliminan o reducen de manera significativa inconsistencias en el reconocimiento o valoración (también denominadas asimetrías contables) que en otro caso surgirían por la valoración de activos o pasivos por el reconocimiento de las pérdidas o ganancias de los mismos con diferentes criterios.
  2. Un grupo de pasivos financieros o de activos y pasivos financieros se gestione y su rendimiento se evalúe sobre la base de su valor razonable de acuerdo con una estrategia de gestión del riesgo o de inversión documentada y se facilite información del grupo también sobre la base del valor razonable al personal clave de la dirección.

En el caso de optar por dicha designación, se deberá informar en las notas a los estados financieros de ello.

La valoración en esta cartera se realiza de forma análoga a la anterior.

Instrumentos financieros derivados 

Como otras muchas instituciones de carácter económico, los instrumentos financieros derivados (derivados financieros) son el producto de la práctica diaria del mundo de los negocios, que luego ha tratado de sistematizarse por parte de los tratadistas financieros o de los teóricos. En la mayoría de las ocasiones, los derivados financieros surgen como consecuencia lógica de la evolución de los mercados financieros o de mercancías. Por ejemplo, si existe un mercado activos de cítricos, es muy probable que se acabe desarrollando un mercado paralelo de opciones sobre cítricos (por ejemplo, la señal habitual previa a la formalización de un contrato es un caso de opción) o de contratos a plazo (por ejemplo para quien quiera asegurarse la posesión de naranjas en una fecha y con un precio determinados) o de futuros que tenga como referencia el mercado principal.

La literatura contable ha elaborado una definición estándar de instrumentos derivado, que se ha plasmado entre las definiciones que contiene la NIIF 9 y sirve para sentar las bases del tratamiento contable consiguiente. Así, un derivado es un instrumento financiero:

  1. Cuyo valor cambia en respuesta a los cambios en otro indicador económico o financiero denominado subyacente;
  2. Que requiere una inversión neta muy pequeña o nual si se compara con otro tipo de contratos que incorporan una respuesta similar a los cambios en los indicadores, y
  3. Que se liquidará en una fecha futura.

La característica más importante que define, desde el punto de vista contable, a los derivados, es que en la mayoría de las ocasiones pueden ser valorados de forma fiable, porque tengan cotización en el mercado organizado o porque puedan aplicarse técnicas de valoración, que, a partir de los flujos de efectivo esperados de los instrumentos y de otras variables observables (tipos de interés, volatilidad, etc.), pueden arrojar evaluaciones que sirvan de base para la contabilización de los mismos como activos y pasivos financieros.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.