Instrumentos Financieros: Reconocimiento y medición. Determinación del costo de adquisición

La regla general de la NIIF 9 es que los instrumentos financieros de activo se reconozcan al valor razonable más los costos de transacción. La determinación del costo de adquisición puede dar un valor diferente del valor razonable, en cuyo caso surgirán pérdidas o ganancias a reconocer en el periodo.

La determinación del costo de adquisición de un activo de carácter financiero no es distinta de la determinación del costo de cualquier otro activo, y se basa en el valor razonable de las contrapartidas entregadas en la adquisición, que están compuestas por el precio de compra y todos los costos “incrementales” directamente atribuibles a la transacción por la que se ha adquirido el activo (costo de transacción). Si el valor razonable del activo financiero entregado es diferente del costo de adquisición, esta diferencia se considera como resultados del período, ya que la valoración inicial del instrumento debe hacerse precisamente por su valor razonable.

Como lo habitual en el caso de activos financieros es el pago en efectivo, la valoración del importe entregado es directa, aunque si se trata de moneda extranjera se aplicará el cambio del día respecto a la moneda que utilice la entidad como moneda funcional. Los demás costos directos, serán, por ejemplo, los de compra de los derechos u opciones previas a la adquisición, los de intermediación, los impuestos y tasas que se tengan que satisfacer por la compra, así como los de registro o formalización de la operación.

No se consideran costos de transacción los que provienen del mantenimiento de un servicio de compras o de asesoramiento por parte de la entidad, ni tampoco los costos financieros de los recursos con los cuales se ha pagado la adquisición.

La acumulación de costos de transacción no tiene sentido cuando se utiliza como criterio valorativo el valor razonable, y los cambios en el mismo se imputan a resultados, por lo que en este caso el costo será únicamente el precio de compra.

Cuando se adquiere un activo financiero mediante permuta con otro activo, sea o no financiero, el costo de adquisición será el valor razonable del activo entregado más los correspondiente costos de transacción. Por tanto, se dará de baja el activo entregado y la operación conllevará eventualmente el reconocimiento de una pérdida o ganancia, que será igual a la diferencia entre los valores razonables de los activos adquirido y cedido, en función de lo establecido en los párrafos 24 y 25 de la NIC 16, donde se establece el principio correspondiente, que sólo puede ser obviado cuando la transacción no tiene carácter comercial.

En el caso de los pasivos financieros, los costos de transacción son deducci8ones de los flujos de efectivo recibidos a cambio de emitir o asumir el pasivo correspondiente, por lo que se restan del precio de emisión, o del precio de compra del pasivo, a efectos de su reconocimiento en cuentas. Sin embargo, si el pasivo financiero se lleva al valor razonable imputando los cambios a resultados, los costos de transacción también se llevarán directamente a resultados.

En la determinación del costo de un instrumentos financiero, tenemos que tener en cuenta que los define como el valor razonable de la contraprestación, la NIIF 9, entendiendo siempre como regla general que este valor de contraprestación debe ser el precio de contado del activo que se adquiere o del pasivo en que se incurre. No obstante se permite cuando la diferencia del valor al vencimiento no incorpora un efecto financiero sustancial, contabilizar inicialmente tanto para activos financieros (cuentas por cobrar) o pasivos financieros (cuentas por pagar) al valor nominal, considerando éste como el valor reseñado en el documento o contrato que lo representa (factura).

También es de considerar, que en los activos financieros, que se clasifiquen a valor razonable con cambios en resultados, los costos de transacción, no verán incrementado su costo por el efecto de estos costos, sino que se imputarán directamente a la cuenta de resultados.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.