Interest rate swap

Un Interest rate swap (IRS) es un tipo de acuerdo entre dos partes, sobre la base de la previsión de las variaciones de interés que pueden producirse a medio plazo. Se trata de un acuerdo en el que cada parte se compromete a hacerle a la otra pagos periódicos futuros. Cada una de las partes contratantes tienen diferentes preferencias con respecto al interés, siendo una de ellas el pagador fijo y la otra el pagador variable. El primero realiza los pagos a un interés fijo determinado, mientras que al pagador variable le toca hacer los pagos a un interés variable, como por ejemplo el Euribor. En este caso, la cuantía de los pagos está determinada por el índice de referencia.

Los pagos a realizar por las partes contratantes del IRS se calculan en función de un importe nominal teórico, esto es, una base para el cálculo y de un tipo de interés fijo, independientemente de que el pagador sea fijo o variable, calculándose las liquidaciones en función de las diferencias entre los tipos de referencia y los que se hubieran fijado en las cláusulas del contrato.

Los IRS, al igual que otros productos financieros, presentan algunas ventajas e inconvenientes, que siempre se han de tener en cuenta. Por lo que a las ventajas se refiere, destaca el hecho de que nos permite limitar un tipo de interés máximo, al permitirnos transformar un tipo variable a un tipo fijo. Esta ventaja es interesante cuando tenemos el papel de pagadores y los tipos de interés manifiestan una tendencia al alza. Si somos cobradores y nos encontramos en este entorno, entonces un IRS nos permitirá hacer lo contrario, esto es, transformar un interés fijo en un tipo variable, de modo que maximicemos los rendimientos de la inversión realizada. Si los tipos de interés tienen una tendencia a la baja, entonces podremos, si tenemos el papel de pagadores, transformar un interés fijo en uno variable y, viceversa, si desempeñamos el rol de cobradores, transformar el tipo variable en un tipo fijo.

Por su parte, los IRS también tienen al menos un inconveniente importante, a saber, dado que las partes se comprometen a medio y largo plazo con la realización de una serie de pagos periódicos, las liquidaciones, se enfrentan al peligro de que estas puedan ser perjudiciales, lo que implica cargar con este perjuicio durante un periodo de tiempo demasiado largo.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.