Intervinientes y contenido del acta de vecindad

Para concurrir a la elaboración del Acta de Vecindad, la simple cortesía obliga a que quien vaya a iniciar obra nueva, y previo a su inicio, sea quien invite formalmente a los vecinos a su estructuración individual, sin que nada obste para que sean los vecinos quienes insten al constructor a la elaboración de la misma, con la salvedad que en uno u otro caso, sea este quien debiera correr con el pago de los honorarios profesionales que la misma requiera.

Como el Acta de Vecindad es un documento que se elaborará en un original y una copia por cada predio colindante o influenciable por la obra a iniciar, en su elaboración participarán a lo sumo cuatro personas: 1.) el propietario, poseedor, arrendatario, o tenedor a cualquier título del inmueble, 2.) el Ingeniero o Arquitecto elaborante, 3.) el Ingeniero responsable de obra y, eventualmente, 4.) el propietario del predio en el cual se desarrollará la construcción, con la salvedad que si el primero de los enlistados se negase a participar, o no firmase el acta estando elaborada, pudiese el constructor levantar una reseña atestiguada de tal circunstancia en prueba de su disposición y buena fe extracontractual.

Valga significar que en el entendido que el constructor busca una interacción de buena voluntad, no obstante la concurrencia a la firma del Acta de Vecindad ser voluntaria, la negativa del vecino a firmarla una vez elaborada, se identifica con el condicionamiento de acciones en germen concretas inciertas e indeterminadas, no es tan concluyente como si se negase a participar en ella, que en términos técnicos equivale a “negar el ingreso para inspección previa”, lo que equivaldría probatoriamente a una confesión anticipada de este, en convenir que el inmueble se encontraba en condiciones de compromiso físico antes del inicio de obra y por tanto la carga de la prueba se le traslada en el evento de presentarse daños en su inmueble con el devenir del avance de obra.

Debe tenerse muy claro que, para que  dicha Acta de Vecindad, surta los efectos vinculantes queridos dentro de la relación de buenos vecinos que se pretende, es menester que contenga el suficiente soporte de detalle tanto fotográfico y/o fílmico como una memoria conceptual descriptiva de todo el inmueble, esto es, desde el acceso por vía pública o privada inmediata, fachadas con precisión de nomenclatura; uso, antigüedad y estado de conservación general y especifico; precisión nivel por nivel / habitación por habitación, columna por columna, viga por viga, ventana por ventana, puerta por puerta, pisos, techos, baldosas, enchapes, pinturas, acabados; baños, cocina, lavadero; acometidas de servicios públicos; determinaciones de humedades, filtraciones, grietas, fisuras, averías; reparaciones, remodelaciones, y/o reconstrucciones efectuadas o por efectuarse, asi como planos, diagramas, inventarios y cualquier detalle u observación por muy insignificante que pudiere parecer.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.