KPI (Indicadores Clave de Desempeño)

El  término KPI (Indicadores clave de desempeño) es uno de los conceptos que más se escuchan al planificar estrategias, diseños o implantación de campañas. En primer lugar, es importante conocer que este fundamento se puede utilizar para actividades online y las tradicionales off line, como también en el social media.

¿Qué es exactamente el KPI?

La sigla KPI se obtiene de la traducción del término “Key Performance Indicators”, que traducido al español significaría “indicadores claves de desempeño”. En síntesis este concepto hace referencia a todas las variables, factores o unidades de medida, entre otras cosas, que puedan servir para armar la estrategia de cada empresa. Al tener esta importancia, es normal que influye directamente en el denominado “Core Business”.

¿Para qué sirve el KPI?

Estos conceptos están asociados directamente a la marcación y planificación que se realiza anualmente. A través de estos datos, se puede hacer un seguimiento o control de la salud que tiene el modelo de negocio que se eligió.

Ejemplos de KPI

Al hablar de KPI, se hace referencia a términos medibles y cuantificables con los que se puede determinar numéricamente una variable. Algunos de los ejemplos son los gastos, ingresos y números de visitas que son importantes para conocer el cumplimiento, o no, de los objetivos puestos en cada temporada.

¿Cómo armar un plan de KPI?

Al armar un KPI, se debe tener en cuenta algunos requisitos fundamentales. En primer lugar, debe ser medible a través de alguna moneda u objeto. Lo que sea, pero debe poder medirse. Lo mismo ocurre al materializarse. Debe ser cuantificable en su categoría.

A lo anterior se suma que debe ser periódico o temporal para que pueda ser controlado o analizado en un periodo de tiempo determinado y debe estar dirigido a un área sola. Ejemplo: debe hablar solo de un aspecto, como lo puede ser la parte de ingresos. Por último, tiene que ser relevante en el negocio. Y en caso de mostrar resultados negativos, se debe actuar rápidamente.

El uso correcto de los KPI

Al observar la práctica, es muy común que esta información sea utilizada en exceso. Por esta razón, suele ocurrir que el rendimiento es analizado por cualquier tipo de datos obtenidos. Para evitar esto, hay que utilizar solamente lo que se necesita y lo más importante para cada negocio. Una vez obtenido esto, hay que focalizar y potenciar estos indicadores de rendimiento.

¿Cuál es el objetivo final de los KPI?

El objetivo de utilizar esta técnica es tener un control del rendimiento de cada empresa. De esta forma se evalúa el trabajo y las mejoras que existieron. Para esto, hay que tener en claro tres factores:

-informes que sean claros, para que puedan demostrar cada acción. De esta forma, los clientes entenderán el informe sin necesidad de ayuda.

-Control y análisis profundo del seguimiento que se hizo en el trabajo. Tener los datos exactos de la actividad que se realiza mejora el resultado final de estas estadísticas. Aquí se obtiene la valoración exacta de lo que se hizo.

-Aprender a diario y mejorar lo máximo posible. A través de los KPI se obtiene realmente lo importante para cada empresa. A diario se aprende sobre lo bueno de cada negocio y las acciones que hay continuar porque generan buenos resultados.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Luisa Toro dice:

    Excelente articulo, ¿cual es la fecha de publicacion ? Gracias

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.