La auditoría como entidad observadora

Algunos autores consideran que la auditoría debe ser básicamente una entidad observadora, escrutadora, que no le está permitido  entrometerse en lo que se está haciendo ni en el cómo se está haciendo.

Se asume que la auditoría tiene como finalidad observar y luego presentar un informe al interesado en el que se expongan detalladamente los hallazgos determinados, y hasta algunas recomendaciones para que sea el interesado quien tome las decisiones que considere pertinentes.

Según lo anterior, no es de recibo que el auditor se siente al lado del cajero para decirle que lo que está haciendo está mal y a darle instrucciones respecto a que es lo correcto y adecuado.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.