La autonomía de la empresa para despedir a sus trabajadores

En principio la empresa (empleador) tiene autonomía para despedir a sus trabajadores cuando bien le parezca, aunque  existen casos especiales en los que esa autonomía tiene algunos límites.

Un empleador puede despedir a sus trabajadores ya sea con justa causa o sin ella. En el segundo caso naturalmente deberá pagar la respectiva indemnización por despido injustificado en los términos del artículo 64 del código sustantivo del trabajo.

No obstante, hay que tener claro que la ley protege a ciertos trabajadores de manera muy especial, tanto que no pueden ser despedidos ni siquiera existiendo una justa causa para ello, a no ser que medie autorización especial administrativa (los llamados inspectores de trabajo, u oficina de trabajo).

Es el caso de trabajadores que tiene alguna incapacidad o limitación física, o mujeres en embarazo o en periodo de lactancia, y el caso especial de los trabajadores que gozan de fuero sindical, caso en el cual la autorización para su despido le corresponde a un  juez de trabajo según lo establece el artículo 405 del código sustantivo del trabajo.

Es importante anotar que cuando un trabajador incurre en una justa causa para ser despedido, debe aplicársele un debido proceso que le garantice el derecho a la defensa, y de no hacerse, es probable que la justicia laboral declare ilegal ese despido, por lo que el empleador puede verse obligado a reintegrar a ese trabajador, y en tal caso sin solución de continuidad, con las consecuencias que ello implica.

En el caso de un despido sin justa causa no hay lugar a un traslado de cargos  puesto que no hay cargos en contra del trabajador, simplemente se le paga la indemnización correspondiente teniendo en cuenta que el trabajador no debe estar afectado por alguna circunstancia que lo haga merecedor de una protección legal especial, pues en ese caso es probable que el empleador tenga dificultades para prescindir de un empleado sin que exista una justa causa para hacerlo, ya que lo más probable es que el trabajador demande y un juez ordene su reintegro.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.