Inicio » Economía y finanzas. » (21 / 05 / 2009 )

La burbuja económica hizo daño por partida doble

La burbuja económica previa a la crisis económica reciente, hizo daño por partida doble. Por un lado nos llevó a la crisis y por otro lado acabó con la productividad de empresas y personas, lo que es más grave que la crisis misma.

Lo que sube baja, es una ley muy conocida, y es lo que ha pasado con la enorme burbuja que por años se cocinó. Y el resultado no necesita presentación.

Pero hay algo más grave que pocos advierten. La inusitada prosperidad hizo creer a personas y empresas que todo era un mundo de felicidad. Hizo creer que hoy, gracias a los enormes avances de la humanidad, hacer dinero era muy fácil, y de hecho lo fue por el tiempo que duró el mar de prosperidad.

Esta situación hizo que empresas y personas consideraran que como hacer dinero se había convertido en algo fácil, no era necesario el esfuerzo que nuestros antepasados conocieron. Todo el mundo se relajó, y hoy, tanto empresas como personas se han dado cuenta que para hacer dinero hay que esforzare, es necesario trabajar muy duro,  pero muchos no tienen las competencias necesarias para ello porque en realidad nunca las adquirieron. Sus competencias eran apenas suficientes para un mundo fácil, no para uno difícil como el que queda al llegar la crisis.

En muchos países, por ejemplo, la gente dejó de estudiar carreras como la física, matemáticas, ingenierías, carreras que exigen un gran esfuerzo mental, y en su lugar decidieron estudiar carreras relacionadas con la finanzas, carreras que exigen un menor esfuerzo mental y que ofrecieron en su momento una gran retribución económica. De un momento a otro se cambió lo difícil por lo fácil. De ello nació la especulación y la falsa prosperidad.

Y es que muy pocos han reparado que las maestrías y doctorados en el área administrativa y financiera se multiplicaron. Todo el mundo estudió y todo el mundo aprobó. Cualquiera podía conseguir un título de doctorado, algo que en el pasado estaba reservado para quienes hacían un enorme sacrificio. Pero claro, ese sacrificio no era necesario cuando ganar dinero no era difícil.

Hoy, cuando la crisis se ha hecho presente, muchos perdieron el empleo, otros muchos les bajaron el sueldo, y se han dado cuenta que sus muchos títulos de poco han servido, porque hay algo que hace falta: la competencia que sólo se consiguen con años de esfuerzo y sacrificio, no con un doctorado de unos pocos años en cualquiera de las muchas universidades que los ofrecen. Es que hasta en la educación se produjo una burbuja. Hubo una explosión de maestrías y doctorados hasta en línea. Nunca había sido tan fácil ser doctor.

Y lo mismo le ha pasado a las empresas. Un ejemplo claro de ello son las automotrices estadounidenses. Durante años, a estas empresas se les olvidó investigar, innovar,  invertir, y mejor  se dedicaron a disfrutar de las ganancias, a vivir la vida, pues con tantos carros que vendía, para qué hacer algo que ya no era necesario. Y el resultado es que hoy son improductivas, están al borde de la quiebra porque no son capaces de sobrevivir a las nuevas condiciones posburbuja.

En resumen, la burbuja económica creó un ejército de facilistas que nunca aprendieron qué es el esfuerzo y el sacrificio, que se dedicaron a gozar de la buena y fácil vida. Lo  malo es que todo era un espejismo pues la vida  la vida es dura y el  mundo es cruel, y para sobrevivirles hay que trabajar duro, muy duro. Ya no es suficiente comprar un doctorado como un caballero medieval compraba su título.

Opinar o comentar (Recuerda que somos de Colombia)

Una opinion en “La burbuja económica hizo daño por partida doble”
  1. José M. Conde dice:

    Les comenta José Conde "El pintor de las mises", escritor y docente jubilado. Es lo referente al caso de la burbuja económica que engendró la crisis financiera. Producto del facilismo, la corrupción y la indecisión de políticas de atraso, que no indujeron al esfuerzo y a la especialización de la competencia. Se dedicaron al disfrute de ganancias sin fondos que a la larga se cobran esos escenarios fantasmales, afectando a las clases pobres. Lo peor no ha pasado porque la gente sigue creyendo en el modelo fácil de hacer dinero sin esfuerzo mental. Dinero inorgánico que revive otras burbujas dentro de otras y otras, dentro de la crisis financiera. Caso educación que ha regalado títulos sin norte y sin investigaciones a bien de los pueblos.Es para largo y nadie quiere aterrizar. Esa es la gran Crisis.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.